60 años de agricultura en Centroamérica

Soy DIgital

La decisión política de promover apoyo al sector y el manejo correcto del cambio climático, son dos talones de Aquiles que enfrenta el sector.

Geraldine Varela

En los años 60 y 70, según coinciden diversas fuentes, Centroamérica destacaba por su bonanza en el sector agrícola. Originalmente la región dedicó las áreas más extensas y los suelos de mejor calidad al cultivo de maíz, luego muchas áreas se dedicaron a la siembra de frijoles, arroz y sorgo que hasta hace algunas décadas seguían siendo la producción más representativa de ciertos países, estos cultivos siguen representando grandes áreas en las zonas rurales incrementando la ya inmensa pobreza de los pequeños agricultores de Centroamérica.

En las zonas altas y con tierras inclinadas no aptas para los cultivos anteriormente citados, se introdujo el café. Las montañas y bosques tropicales sufrieron deforestaciones drásticas, dañando todo su entorno ecológico para poder sembrar el oro negro procedente del África.

Al considerar el potencial de esas tierras y la relativa facilidad para adquirirlas, las transnacionales bananeras, inicialmente United Brands, luego Dole, Chiquita Brands y Del Monte, comenzaron a explotar el cultivo del banano en la región, llegando en poco tiempo a ser este un cultivo tan importante, que transformó el escenario socio-político de países como Costa Rica y Guatemala.

Más recientemente, el cultivo de la palma aceitera y la caña de azúcar han ocupado extensas áreas, abandonadas algunas por la reducción de las áreas bananeras o compradas a precios realmente bajos a grupos de campesinos que se organizaron en la llamada reforma agraria.

Esta medida, que básicamente consistió en quitarle tierras a los que tenían más para darlas a los que no tenían, se puso en boga en la década de 1970 y fue uno de los hechos que marcó un antes y un después en la agricultura; al igual que las guerras civiles, que obligaron a un éxodo masivo del campo a la ciudad.

Al momento actual los rubros que representan un alto porcentaje de la oferta agrícola de Centroamérica para el mundo son el café, el banano, la caña de azúcar y la palma aceitera representando en el caso de algunos países más del 50% de su oferta exportable. En tanto las principales importaciones agroalimentarias son los lácteos, el trigo, el maíz, la soya, el arroz y las grasas y aceites. Los cultivos se han diversificado, tanto como el uso de herramientas tecnológicas que pueden aplicarse en la agricultura.

El mejoramiento genético, el uso de drones y software son algunos recursos de los que ahora se dispone y que pueden dar un impulso a esta actividad.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR