800 agricultoras guatemaltecas ya no son las mismas, ¿qué paso dieron?

Soy DIgital

Cambiar una forma de trabajar no es sencillo, sin embargo, 800 agricultoras del valle del Polochic, en Guatemala, están en ese proceso.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala (MAGA) impulsan un programa con un enfoque de inclusión femenina, el cual se apoya en nuevas tecnologías para mejorar la productividad, mantener y conservar los suelos y reducir la carga física y el tiempo de las agricultoras.

A pesar de que es reconocido el papel de la mujer en la agricultura, en Guatemala la participación de este sector de la sociedad es reducida debido a que asume un rol más doméstico y lo limita de acceder a distintos recursos para trabajar en el campo.

Pero el programa “Acelerando el progreso del empoderamiento económico de las mujeres rurales en el valle del Polochic”, en el que participan 100 mujeres de Tucurú, 300 de La Tinta y 400 de Panzós, en el departamento de Alta Verapaz, está cambiando dicha condición para fomentar el empoderamiento y la participación de más jefas de hogar mediante nuevas tecnologías.

Lea: FAO lanza campaña #MujeresRurales

Una de ellas es el pulverizador manual, el cual reduce el tiempo de aplicación de un día a solo tres horas por hectárea; otra es la sembradora manual que además abona la tierra cuando se la utiliza.

Además, las mujeres del valle del Polochic han aprendido a manipular bandejas para piloneras al tiempo que reciben conocimiento sobre el manejo de sustrato, el cual permite la germinación de las semillas; proceso que antes era infructuoso debido a que eran depositadas en el suelo. Otros conocimientos están enfocados en la elaboración artesanal de plaguicidas con ingredientes naturales para que rociarlo en las plantaciones.

Las nuevas tecnologías están propiciando que esas 800 mujeres dejen de ser las mismas y se conviertan en agricultoras empoderadas y con mejores conocimientos. “Estamos apoyando buenas prácticas en agricultura familiar y en seguridad alimentaria y nutricional, están enfocadas en los sistemas de producción tanto para actividades de traspatio como en las fincas”, indicó Julio Juárez, coordinador del proyecto.

Según la Encuesta Nacional de Empleo e Ingreso I de 2016, del Instituto Nacional de Estadísticas del país, los trabajadores por cuenta propia agrícola ocupan el 7,2% de la población ocupada en el país y que el 19.4% labora como jornalero o peón, mientras que el 8,1% los componen trabajadores no remunerados.

También: Impulsan empoderamiento de agricultoras en Guatemala

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR