Combatiendo la Sigatoka negra naturalmente con la tecnología de la fermentación

Soy DIgital

Este patógeno infecta las hojas de la planta del banano, promoviendo una necrosis en la hoja que resulta en una reducción en la producción y una maduración prematura de la fruta.

Kyle McKinney, PhD, MSc
Crop Science Development Manager
Alltech Centroamérica y el Caribe

La Sigatoka negra, causada por el hongo Mycosphaerella fijiensis, es la enfermedad más importante que afecta la producción de banano en Costa Rica y en América Latina, el tratamiento de la enfermedad representa hasta un 27% del costo total de la producción. Este patógeno infecta las hojas de la planta del banano, promoviendo una necrosis en la hoja que resulta en una reducción en la producción y una maduración prematura de la fruta. En la actualidad, se están utilizando fungicidas sintéticos como el clorotalonil y el mancozeb para controlar la enfermedad, sin embargo la planta ha desarrollado una resistencia a dichos fungicidas, reduciendo su capacidad de combatir el patógeno en el tiempo.

Hoy en día, existe una presión generada por los consumidores para el uso de alternativas a productos químicos sintéticos, que sean amigables con el medio ambiente y que disminuyan el temor de que los alimentos que consumimos tengan productos químicos tóxicos incorporados.

Lea también: La revolución agrícola está aquí

La mayor parte de la investigación se centra en el control biológico, utilizando microorganismos o compuestos derivados de microorganismos, con el fin de reducir el uso tradicional de fungicidas sintéticos. Se están estudiando varias cepas bacterianas y fúngicas que pueden producir metabolitos secundarios que combaten el patógeno. Por ejemplo, un enfoque actual es reducir la cantidad de fungicidas protectores utilizando enzimas producidas a partir de la fermentación. Cuando se aplica a las hojas, estas mezclas de enzimas degradan la pared celular del hongo, matando a los patógenos en contacto.

Otra estrategia en la lucha contra el patógeno es ayudar a activar las propias defensas naturales de la planta. En respuesta a un ataque patógeno, las plantas producen varios compuestos que crean un ambiente hostil para el patógeno, además de varias enzimas que atacan la pared celular del hongo patógeno. Esta respuesta puede ser inducida antes de que ocurra la infección por hongos, de manera similar a una vacuna, para ayudar a proteger la planta contra el patógeno, evitando daños adicionales y reduciendo la producción de frutos.

Además: Beneficios de los minerales orgánicos en la dieta de aves y cerdos

La tecnología Alltech Crop Science, derivada de la fermentación de microorganismos, proporciona una manera segura, orgánica y natural de inducir las defensas naturales de la planta. Se ha demostrado que existe un aumento en las enzimas de degradación de la pared celular como la beta glucanasa junto con la enzima peroxidasa, creando un ambiente tóxico para M. fijienisis, reduciendo su capacidad para infectar la planta.

Agromos y Soil Set, una mezcla de varias enzimas que degradan la pared celular, se han incorporado en programas comerciales de fungicidas de banano. Con más de dos años de pruebas, han demostrado ser tan efectivos como el tradicional programa de fungicidas en el manejo de la Sigatoka negra. El programa Alltech Crop Science ha reducido los tratamientos con pesticidas químicos en un 20% manteniendo un control de la enfermedad, a costos similares, convirtiéndolo en una opción viable y sostenible para el agricultor. Estos productos se usan actualmente en programas de control de Sigatoka negra en más de 2.500 hectáreas de producción bananera en Costa Rica. Estas mismas tecnologías se están utilizando para mejorar la salud de los cultivos y reducir la enfermedad en la piña, el arroz, el café, el melón, la sandía y las verduras en Costa Rica.

Puede leer: Nuevos productos para el sector acuícola buscan sustituir el aceite de pescado

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR