¿Conoce los riesgos de la brucelosis?

Redacción ProAgro

OIRSA llama a estar atentos a los síntomas de la enfermedad infecciosa que afecta al ganado y puede transmitirse al humano.

Por Ronald Antonio Bernal G., coordinador de Programa Regional Bovino OIRSA.

La brucelosis bovina es una enfermedad que cumplen con todos los criterios que ha establecido el comité técnico
científico de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), para considerarla dentro de la lista de declaración obligatoria por los países, ya que es una enfermedad contagiosa que afecta a los bovinos, porcinos, ovinos, caprinos, equinos, camélidos y perros.

También puede infectar a otros rumiantes, algunos mamíferos marinos y al ser humano, siendo esta una de las zoonosis de mayor importancia para el mundo y de manera particular para todos los países miembros de la región, tanto por las pérdidas que ocasionan a la producción y productividad, como por su impacto negativo en la salud pública y el comercio nacional e internacional.

La brucelosis es una zoonosis extremadamente infecciosa para el ser humano, causante de una dolencia llamada a menudo fiebre ondulante o fiebre de Malta y presenta síntomas tales como fiebre intermitente o irregular, cefalea, debilidad, sudor abundante, escalofríos, pérdida de peso y dolor general.

Le puede interesar: ¿Cuáles son las repercusiones del estrés calórico en las vacas lecheras ?

También puede producirse la infección de órganos como el hígado o el bazo. Los veterinarios, ganaderos, encargados, empleados de las fincas, inseminadores y empleados de matadero están expuestos a la infección
cuando manipulan animales infectados o bien fetos o placentas tras un aborto. La enfermedad en los animales se caracteriza por la existencia de abortos o falta de reproducción, aunque suelen recuperarse y ellos pueden continuar excretando bacterias.

Las personas también pueden contagiarse al consumir leche no pasteurizada procedente de animales infectados porque la brucelosis se transmite cuando un animal enfermo aborta o pare, pues en los líquidos
del parto de ese animal habrá una gran cantidad de bacterias que pueden sobrevivir varios meses en el medio externo, especialmente en condiciones frías y húmedas. También puede transmitirse a animales y personas a través de heridas en la piel o de las mucosas.

 

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR