Corea del Sur es el nuevo reto para Centroamérica

Raquel Fratti

El TLC entre Centroamérica y Corea del Sur introduce oportunidades y retos para los productores de la región, ¿están preparados?

A partir del 30 de junio del 2017 las principales exportaciones agrícolas, agroindustriales e industriales centroamericanas comenzarán a acceder al mercado coreano. Las negociaciones, que iniciaron en junio de 2015, finalizaron en noviembre pasado en Managua, Nicaragua.

La firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) se llevará a cabo en junio próximo en Seúl, Corea. Corea del Sur y cinco países centroamericanos (Nicaragua, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá) acordaron eliminar, en un plazo de diez años después de que el acuerdo entre en vigor, los aranceles al 95% de los productos fabricados por cada país.

Los capítulos referidos Guatemala fueron retirados de los textos del acuerdo comercial negociado, pues este país rechazó firmar el acuerdo en junio próximo y negocia por separado del bloque centroamericano. Corea del Sur y Centroamérica han ampliado sus intercambios comerciales a un ritmo promedio de 16 % anual en los últimos 20 años, según los datos de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

Le puede interesar: Evento en China recibe por primera vez a este país centroamericano

Satisfacción tica a medias

Costa Rica ocupa el puesto N° 80 como importador de productos de Corea del Sur, mientras que el país asiático es el destino N° 24 de sus exportaciones. Según la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), el 70% de los productos agroalimentarios que consume Corea del Sur es importado.

“El sector agropecuario vio este tratado con buenos ojos, especialmente para aquellos productos o actividades de exportación, como la piña, banano, melón, papaya, yuca y carne; que tenían mucho interés en este mercado, que viene a complementar el de China. La mayoría de los productos agropecuarios costarricenses no se producen en Corea, por lo cual podremos tener un buen ingreso al acceder a este mercado”, opinó Martín Calderón Chaves, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria de Costa Rica (CNAA).

Pero la CNAA lamentó que el sector agropecuario no cuente con un acceso inmediato y sin aranceles, como habían solicitado a las autoridades costarricenses en las negociaciones, por lo cual se tendrá un tratado firmado pero podrá ser aprovechado al máximo hasta dentro de unos años.

También: Radiografía de exportaciones

“Lamentablemente la negociación no quedó como el sector hubiera querido, porque otro sector, el industrial, pidió exclusiones. Ellos querían que todo quedara excluido, todas sus partidas, que no se negociara nada, entonces Corea se paró también en raya y no dio acceso inmediato a muchos de los productos agropecuarios que Costa Rica hubiera querido que entraran inmediatamente y nos pusieron tasas de ingreso”, según Calderón.

Agregó que “el banano deberá esperar cinco años , la piña, el mango y la papaya, siete y en 10 años fue el plazo establecido para el melón y la carne de cerdo; mientras que la carne bovina a ingresará sin aranceles dentro de 19 años. Por más que hubiéramos querido el acceso inmediato, no se pudo”. Entre otras desventajas, el director ejecutivo de la CNAA mencionó la logística para llevar a Asia productos frescos y la burocracia, pues es poco probable que la Asamblea Legislativa apruebe el TLC este año.

Guatemala negocia en solitario

En 2016 Guatemala importó de Corea del Sur bienes por US $321,26 millones y exportó por US $123,29 millones. El TLC fue inicializado en Costa Rica sin la participación de Guatemala, debido a la existencia de temas pendientes. En forma bilateral, Guatemala y Corea continúan las negociaciones para alcanzar un acuerdo que permita establecer un TLC, proceso que ya han finalizado el resto de países de la región.

Más información: Este país da pasos agigantados en el sector agropecuario de la región

“Guatemala es una economía pequeña y abierta, tenemos más de 14 acuerdos comerciales vigentes, pero debemos ser cautos en lo que negociamos, para defender los intereses del país y nivelar las asimetrías que tenemos con una economía como la coreana”, indicó el viceministro de Integración y Comercio Exterior, Enrique Lacs.

“No es la primera vez que Guatemala toma la decisión de prolongar un proceso de negociación cuando no se ha alcanzado un balance adecuado. El TLC con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) es un ejemplo”, agregó Lacs.

Rosmery Luna de Alvarado, consultora internacional de ABIL, S.A., indicó que este tratado es muy interesante para el agro, en particular para productos como el café, azúcar y banano. Actualmente Corea representa un 3% de las exportaciones totales del café de Guatemala, pero Asia representa más del 20%. Colombia ya firmó un TLC con Corea y actualmente entra con 0% de arancel mientras que Guatemala y el resto de Centroamérica deben tributar el 3%.

Además: Nicaragua amenaza con cerrar fronteras a productos de estos países

“Hay aranceles para el ingreso de estos productos y competimos con otros países que ya han negociado un acceso preferencial. Si no logramos que entre en vigencia podemos perder oportunidades. Pero el resto de los países centroamericanos ya firmaron el TLC con Corea y Guatemala aún no; por lo cual si entra en vigencia para ellos y no para Guatemala el sector se vería afectado”, señaló la experta.

Según Luna de Alvarado, el mercado asiático es interesante para Guatemala. Los principales productos que exporta Corea del Sur son vehículos, equipos electrónicos y textiles. Los de Centroamérica son café, frutas tropicales y metales. Fanny D. Estrada, directora de Relaciones Institucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), explicó que Guatemala cuenta con 12 diferentes acuerdos de libre comercio vigentes, con países que representan aproximadamente un 88% de las exportaciones totales del país.

“Los TLC son herramientas indispensables para aumentar el comercio, pues cuanto más ágil sea el intercambio comercial más posibilidades de competir tendrá Guatemala”, afirmó, para luego agregar que “sin duda, los TLC bien negociados y aprovechados generan el crecimiento económico. La razón es muy sencilla: si queremos tener una población ocupada, hay que invertir en la creación de empresas que produzcan pero, como es lógico, lo producido hay que venderlo a quienes mejor paguen los productos o servicios”.

Puede leer: Camarón: producto estrella de las exportaciones

Según Estrada, el mercado coreano significa una oportunidad para que Guatemala continúe con un proceso de diversificación de los mismos. En las exportaciones Corea del Sur es el noveno socio comercial del país; mientras el país es, después de Panamá, el principal mercado de Corea en la región centroamericana. En Agexport consideran que lo importante con este instrumento es negociarlo bien.

Es necesario establecer los plazos que permitan a la producción local tener el tiempo suficiente para ser competitiva y estar al nivel de los productos que se importan. Para Estrada, es importante también negociar las reglas que establezcan de dónde provendrán los insumos para fabricar los productos. No importa el de plazo para mejorar llega hasta 20 años, lo importante es que haya un plazo para que en algún momento se incorporen al libre comercio.

“Vemos sectores con muchas oportunidades para ampliar el comercio bilateral, como cosméticos, productos orgánicos, salud, higiene y cuidado personal, alimentos y bebidas, medio ambiente y servicios para el segmento de turismo con valor agregado. Sin olvidar que Corea es un importante comprador de productos como azúcar, café y minerales, entre otros. La posición de nuestra gremial es que hay que estar dentro de este tratado, pues como es sabido, el resto de Centroamérica ya concluyó su negociación”, aseguró Estrada.

Lea también: Lo que aporta el arándano a las exportaciones agrícolas

Canaleros optimistas

Panamá es el socio más importante de Corea en la región centroamericana. Su intercambio comercial, incluyendo la Zona Libre de Colón, es de US $668,5 millones, por lo cual ambos países pueden ser beneficiados por este acuerdo comercial de amplia cobertura que contribuirá a reducir las barreras arancelarias y no arancelarias a las actuales y potenciales exportaciones; fomentará la apertura de nuevos nichos de mercados en condiciones de mayor seguridad jurídica y será muy positivo para el desarrollo logístico del país, sostiene la Dirección Nacional de Negociaciones Comerciales Internacionales del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

Este tratado abre el acceso a importantes productos de la oferta exportable panameña, en el sector agropecuario, el agroprocesador y el de los productos del mar. La carne bovina, los camarones congelados, la harina de pescado, la piña, el plátano, el banano, las cucurbitáceas, el café, el aceite de palma y el ron; obtuvieron notables mejoras en las condiciones de ingreso al mercado coreano.

“El tratado incluye normas jurídicas que coadyuvarán a consolidar a Panamá como centro logístico de almacenamiento y distribución de mercancías. El reconocimiento del Certificado de Reexportación que emiten las autoridades aduaneras panameñas lleva a otro nivel las relaciones comerciales entre Corea y Panamá”, ampliaron desde la Dirección Nacional de Negociaciones Comerciales Internacionales del MICI.

Le puede interesar: Taiwán le abre las puertas a esta fruta hondureña

Según las estimaciones de los organismos internacionales, Corea del Sur tiene una población de más de 50 millones de habitantes, es el país con mayor ingreso per-cápita del mundo y ocupa la quinceava posición entre las economías más grandes. Las negociaciones de productos se iniciaron en conjunto con los cinco países de Centroamérica, pero en la parte final cada país la culminó de manera bilateral, con un texto normativo negociado por Centroamérica en conjunto.

Entre los intereses de la región en esta negociación están las frutas frescas, las confituras a base de azúcar, el tabaco, los productos del tabaco, el cacao y sus derivados; además de: azúcar de caña, café, ron, carne bovina, algunos vegetales fresco y hortalizas, entre otros. En el caso de Panamá, entre los productos agrícolas que lograron el acceso inmediato están el ron, el café, el aceite de palma (tanto el crudo como el refinado) y la pasta de tomate, entre otros.

Los productos agropecuarios panameños que lograron algún tipo preferencial de acceso están la carne de bovino deshuesada congelada, fresca o refrigerada, la carne de la especie porcina congelada (jamones y paletas), la yuca, las frutas tropicales (piña, banano, sandía, melón, papaya), el procesado de pollo y el azúcar cruda y refinada.

También: Descargue la nueva app para exportadores

¿Cómo sacarle provecho al TLC con Corea del Sur?

Calderón Chaves, de la CNAA, cree que es importante conocer su cultura, tener instalada la capacidad necesaria y generar valor agregado. “Los productores deben cumplir con todos los requisitos y protocolos sanitarios, las buenas prácticas agrícolas y ambientales que exige este país y, así como nosotros trabajamos y estamos en armonía con el ambiente debemos exigir que también los productos que nos lleguen lo estén”.

Según la consultora Rosmery Luna de Alvarado, “la única forma de sacar provecho es exportando, es decir implementar lo negociado. Pero esto será luego de que sea firmado y posteriormente ratificado por el Congreso”. Estrada, de Agexport, indicó que “lo primero es familiarizarlos con el mercado, ello requiere de capacitaciones, algunas de las cuales ya se han dado. También debemos asegurar que los productos cumplan con todos los requisitos del mercado destino y realizar una labor de promoción comercial poniendo en contacto directo a los exportadores y los importadores”.

Adriana Campos, especialista en políticas y negociaciones comerciales del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), consideró que es fundamental la difusión de las ventajas y los mecanismos de aprovechamiento de los acuerdos comerciales que realicen el gobierno y grandes empresas agrícolas.

Más información: Chile fue seducido por café costarricense

No todos los productores exportan directamente, por lo que también sería importante sensibilizarlos sobre la importancia de asociarse y organizarse para formar parte de la cadena de valor agrícola. “Por ejemplo, los productores pueden agruparse para conseguir mejores condiciones en los contratos y contactarse con los clientes estratégicos que ya estén exportando al mercado coreano. En este sentido, el rol de las promotoras de comercio y las cámaras gremiales pueden ser los motores del intercambio”, expuso Campos.

Hay que tener en cuenta que Corea disminuyó significativamente su producción agrícola y que el poder adquisitivo de su población aumentó. Prácticamente el 90% de su PIB se deriva del comercio internacional, por lo que es importante conocer estos cambios y las características del país para adaptar la producción a los altos estándares de calidad de su demanda.

“Además de la diversificación del riesgo comercial, ante el entorno cambiante de economía y de la política internacional, los países asiáticos reportan avances significativos en el sector tecnológico, lo cual puede generar la ventaja de la transferencia de conocimientos en áreas que benefician a la agricultura como, por ejemplo: transporte, energía, ambiente, química, nanotecnología y ciencias de la vida,” manifestó la especialista.

Por otro lado, es un puente estratégico hacia otras economías asiáticas, como Japón, China, Singapur y Tailandia. Según Campos, “el caso de Corea es particular entre los países de Asia Pacífico que puede dar muchas lecciones a los países en desarrollo, como los centroamericanos, pues solo en pocas décadas pasó de tener bajos índices económicos y sociales a ser una de las economías más importantes de la región”.

Además: Europeos disfrutarán de productos guatemaltecos más rápido

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR