Costa Rica apoya la conservación de semillas de cultivos prioritarios

Editorial ProAgro

Estas semillas se conservan en el Catie, en donde se alberga el 71% de los recursos genéticos de Costa Rica para contribuir a la seguridad alimentaria.

La colección de la cámara fría de semillas del Banco de Germoplasma del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (Catie) está compuesta actualmente por 6.201 accesiones, que representan 14 familias botánicas, 61 géneros y al menos 125 especies. Las colecciones más importantes son las semillas de ayote, chile, tomate, frijol y maíz. Muchas de las accesiones son únicas y no están representadas en colecciones en otros lugares.

“La colección de semillas de ayote (cucurbita por su nombre científico) es la segunda más importante a nivel mundial en términos de su tamaño general y la primera en términos de la cantidad de accesiones disponibles a nivel internacional”, expresó William Solano, investigador en recursos fitogenéticos del Catie.

En noviembre, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Costa Rica realizó una donación monetaria para la conservación de las colecciones del Banco de Germoplasma del Catie, según el Decreto Ejecutivo N° 002-2018-MAG, publicado en La Gaceta el 8 de junio anterior, en el que se establece que el Gobierno de la República declaró de interés público la conservación de los recursos genéticos a largo plazo por el Catie.

También: ¿Cómo fortalecer la producción de cacao?

¿Cuál es la importancia de este banco de germoplasma?

Este banco de germoplasma se estableció formalmente como un centro para la conservación y el uso de los recursos fitogenéticos de América Central. Las colecciones se colocaron bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2004 y dos años después quedaron bajo la jurisdicción del Tratado Internacional para los Recursos Fitogenéticos para Alimentación y Agricultura (Trfaa) de la FAO.

Solano explicó que la donación además de ayudar a la conservación de las semillas permitirá que los materiales sean evaluados y utilizados por instituciones del sector agropecuario costarricense como el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA) o el Instituto de Desarrollo Rural (Inder). Esto como estrategia para mejorar la seguridad alimentaria, desarrollar nuevos negocios y enfrentar el cambio climático.

CATIE

El germoplasma de las semillas que se conservan en el banco del Catie se encuentran bajo dominio público para la diversificación y mejora de los cultivos, muchas de estas semillas también se conservan en la Bóveda Mundial de Semillas, situada en Svalbard, Noruega.

Lea además: Un paso más contra el impacto del cambio climático en la región

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR