Costa Rica trabaja en la prevención del ingreso de plagas agrícolas

Editorial ProAgro

Esta vez las plagas en la mira son el hongo Fusarium Raza 4 Tropical en banano, y la virosis en melón y sandía.

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en conjunto con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), trabajan en acciones concretas en campo para la prevención del ingreso de plagas agrícolas que tendrían gran impacto negativo para el país.

Se realizó un taller in situ en Liberia, sobre virosis en sandía y melón; mientras, en San José, se trabajó en la preparación de un simulacro que se realizará en los próximos meses, en forma preventiva, como si se detectara un caso de FOC R4T en musáceas (banano, plátano, etc.). Ninguna de estas plagas está presente en el país, el FOC R4T ni siquiera ha ingresado al continente.

“Nuestro principal objetivo es proteger el estatus fitosanitario del país. Debemos estar preparados y trabajar en la prevención del ingreso de plagas que puedan afectar nuestros cultivos. Cuando una plaga ingresa al país vamos a tener costos económicos, ambientales, filogenéticos, comerciales, e incluso sociales y económicos” indicó Fernando Araya, director del SFE.

Le puede interesar: OIRSA recomienda fortalecer medidas de bioseguridad por gripe aviar

Según los datos de la Corporación Bananera Nacional (Corbana), el 1% del territorio nacional está sembrado con banano, lo que genera 40.000 empleos directos y 100.000 indirectos. Según la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), en el 2018 se exportaron alrededor de US$981 millones. Las cifras de exportación de melón rondaron los $60 millones y de sandía US$23 millones.

El experto y director regional de Sanidad Vegetal del Oirsa, Carlos Urías Morales; en conjunto con la representante del Oirsa en Costa Rica, Ana Gabriela Zúñiga Valerín, técnicos del SFE y Corbana se reunieron para organizar un simulacro de detección de FOC R4T en caso de que apareciera un brote de éste.

Esta enfermedad es un hongo que ataca a las musáceas (banano, plátano, etc.) cuyo ingreso pondría en riesgo toda la producción de banano en el país, por lo que es importante evaluar y mejorar las medidas que se recomiendan, como, por ejemplo, evitar la introducción de materiales vegetativos hospederos de países donde se encuentra el patógeno.

Además: Procomer analizó el sector de plantas medicinales en Costa Rica

La altísima capacidad del hongo para sobrevivir, dispersarse y permanecer en superficies por un largo tiempo, aunado a las altas pérdidas que puede causar en una plantación (se estiman en más de 80%) es lo que ha motivado a las autoridades nacionales y a la empresa privada a unir esfuerzos durante ya casi cinco años, trabajando en medidas de prevención y talleres informativos.

Así mismo, se analizaron los riesgos y medidas fitosanitarias a tomar ante el riesgo de epidemias por virosis que afecta principalmente a la sandía y en menor medida al melón. Para esta evaluación los expertos se desplazaron a Liberia donde se realizó una sesión informativa en la que participaron miembros de la Cámara de Meloneros, representantes de las empresas productoras y técnicos del sector agropecuario.

Tener capacidad de diagnóstico, sembrar semilla sana, eliminar maleza portadora de virus, tener variedades tolerantes, control biológico y otras estrategias son importantes para minimizar los daños de estas enfermedades en caso de presentarse.

Lea también: CORBANA aplica modelo ambiental de protección a 8.000 héctareas

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR