¿Cuál es el aporte de Italia al cacao costarricense?

Soy DIgital

Cacaoteros deben incluir tecnología y valor agregado en sus productos para competir a nivel internacional.

Cifras del Censo Nacional Agropecuario 2014 revelan que en Costa Rica existen 3.170 hectáreas sembradas de cacao, que representan un total de 3.041 fincas, con un rendimiento de 273 kilogramos por hectárea.

Con el fin de fortalecer la cadena productiva de este cultivo mediante el intercambio de experiencias con especialistas europeos sobre valor agregado y comercialización, ejes estratégicos para el desarrollo y el incremento de la competitividad del sector cacaotero costarricense, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) fue sede del I Congreso Nacional de Cacao.

El evento, organizado por el IICA, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la empresa G&E Chocolate Adventure Company, reunió a más de 145 participantes entre autoridades de gobierno, técnicos, académicos, productores y miembros de la Agencia Italiana de Comercio Exterior (ITA), encargados de compartir sus conocimientos en la materia.

Lea también: Lo que hace Corea por la producción latinoamericana de cacao

Tanto el Representante de la ITA, Giuseppe Manenti, como los especialistas de este mismo ente, Federico Anzelloti y Achille Bianchi, coincidieron en que Costa Rica posee gran potencial para posicionar su cacao en los principales mercados internacionales.

Sin embargo, debe afrontar dos desafíos: la utilización de tecnología de vanguardia en los procesos de producción y transformación del cultivo, y contar con certificaciones y denominaciones de origen, que dan mayor diferenciación a los productos.

“Italia puede regalar su experiencia. Contamos con una cantidad controlada de productos de denominación de origen, característica clave para que el producto sea vendible y tenga más valor agregado, lo mismo con las certificaciones obligatorias para incursionar en el mercado europeo. Además, se debe utilizar la tecnología de vanguardia para darle la calidad que el mercado internacional requiere al producto que tenemos”, explicó Manenti.

Además: ¿Cuál es el panorama regional del café y el cacao?

Los especialistas enfatizaron que, en la actualidad, Europa demanda chocolate procesado, el cual debe cumplir con cuatro características fundamentales: buena textura, aroma fino, sabor de calidad y constante en el tiempo y ser suave al paladar (que se derrita con facilidad).

Según el viceministro del MAG, Felipe Arguedas, “tenemos que mejorar la parte de comercio, el porcentaje de ganancia que le queda al productor es uno de los más bajos, hay que cambiar esto dándole al producto valor agregado, una mejor comercialización, precio justo, aprender de la experiencia de Italia para aumentar el ingreso que reciba el productor nacional gracias a su trabajo”, indicó Arguedas.

Y es que según lo planteó la viceministra de Economía Industria y Comercio (MEIC), Marcia Montes, datos del 2015 destacan que, partiendo del precio final al consumidor y desagregando cada uno de los eslabones de la cadena cacao, el porcentaje de ganancia que le queda al productor es de un 3,51%, mientras que aquellos que realizan la manufactura obtienen el 33,97%.

Puede leer: ¿Cómo innovar en la producción de cacao?

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR