¿Cuáles son los beneficios de integrar árboles y cultivos?

Raquel Fratti

En el Día del Árbol, conozca los beneficios que tienen los árboles al coexistir con cultivos agrícolas. Además, diversas organizaciones pusieron su grano de arena en la conservación de los bosques.

En Costa Rica, cada 15 de junio se celebra el Día del Árbol, fecha instaurada por el presidente Alfredo González el 25 de mayo de 1915. La efeméride pretende hacer un recordatorio de la importancia de proteger las superficies arboladas.

El sector agropecuario también se beneficia de los árboles por medio de la agroforestería, sistema que integra árboles con ganado y pastos o cultivos para mejorar la productividad de las tierras y al mismo tiempo ser ecológicamente sustentable.

Entre los tipos de árboles que se pueden aprovechar en la agricultura, se pueden mencionar los árboles fertilizantes para mejorar el rendimiento de los cultivos y la salud del suelo; frutales para la alimentación; forrajeros; árboles que proporcionan madera y leña para construir refugios y producir energía; árboles medicinales, entre otros.

Lea también: Productores de café cuidan bosque guatemalteco

Algunos agricultores cortan árboles para sembrar cultivos, sin embargo, las explotaciones agrícolas y los bosques no son mutuamente excluyentes pues los árboles son claves para la producción agrícola. Algunas recomendaciones para que coexistan árboles y cultivos son:

  • Seleccionar con cuidado los árboles adecuados y sembrarlos en los lugares donde resulten más útiles.
  • Los árboles no deben competir por agua, sol o espacio con los cultivos.
  • Cada árbol debe satisfacer más de una necesidad: facilitar alimento, forraje, medicina, sombra, leña, material para techado o madera.

Escolares ticos sembraron árboles

Especies como Corteza Amarilla, Roble Sabana y Llama del Bosque fueron sembradas en la Zona Franca Coyol, en Alajuela, Costa Rica, en el marco del Día Nacional del Árbol. Estas especies se unen a otros mil árboles que la zona franca plantó en la última década como una forma de resguardar el 10% de sus áreas verdes para conservación.

Este año se sembraron las 100 especies en la recién inaugurada Plaza Coyol en compañía de 45 estudiantes de la escuela Miguel Carballo de Naranjo. Cerca de 8.500 personas laboran dentro de Zona Franca Coyol, por lo que la conservación del entorno y las 107 hectáreas que lo componen es una prioridad en el parque.

Además: $25 millones invertirán en recuperar bosques hondureños

Producción forestal sostenible es trascendental

Por otro lado, buscando hacer del manejo forestal sostenible una opción interesante para la reducción de emisiones, del 14 al 15 de junio la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) discutieron con un grupo seleccionado de países y expertos forestales de América Latina un estudio sobre las posibles contribuciones del manejo forestal sostenible a la viabilidad socioeconómica de las estrategias REDD+ en la región.

Este mecanismo nació en el 2005 con el nombre de REDD (Reducción de emisiones por deforestación y degradación del bosque), una de las iniciativas más importantes para la mitigación del cambio climático. Dos años después se acordó agregarle a esta iniciativa la conservación/gestión sostenible de los bosques y aumento de las reservas de carbono forestal. Fue así como se dio origen a REDD+.

“Buscamos promover un círculo virtuoso donde la producción forestal sostenible de bosques naturales contribuye en la reducción de la deforestación y degradación forestal y genera beneficios socioeconómicos y financieros que pueden ser reinvertidos en las estrategias REDD+”, manifestó Thais Linhares-Juvenal, líder del Equipo de Gobernanza y Economía Forestal de la FAO.

Le puede interesar: El Salvador lanzó su nueva política forestal

De acuerdo con Linhares-Juvenal, el manejo forestal sostenible es la base de una estrategia de REDD+ sostenible, al crearse las condiciones para aumentar el valor de los bosques. En estos casos, el manejo forestal sostenible contribuye a reducir la deforestación y crea beneficios adicionales para las comunidades.

Además, aplicando medidas de aprovechamiento de impacto reducido, el manejo forestal sostenible permite reducir el daño al bosque y disminuye la degradación. Igualmente, contribuye a reducir emisiones mediante el almacenamiento de carbono en productos de madera y puede ayudar a los países a captar más ingresos del bosque.

También: Ganaderos nicas buscan migrar al modelo silvopastoril

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR