¿Cuáles son los desafíos del sector agrícola?

Raquel Fratti

Denis Sánchez, de la FAO, explicó los retos que afronta el sector agropecuario mundial, en su ponencia en la gira Visión Costa Rica.

La urgencia de erradicar el hambre y la pobreza, y estabilizar el clima mundial antes de que sea demasiado tarde, son los desafíos a los que se enfrenta el mundo según Denis Sánchez, consultor de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su conferencia en la gira Visión 2017 en Costa Rica.

En los últimos 50 años se ha triplicado la producción agrícola, pero en ese mismo periodo, el número absoluto de personas subalimentadas solo se ha reducido 20%. En el 2050 la población mundial será de 9.000 millones de habitantes, por lo que se tendrá que producir alimentos suficientes para todos, sin agotar los recursos naturales.

“El 80% del crecimiento agrícola debe ser a través de la innovación; a lo largo de los años se logrado incrementar la productividad agrícola, pero se pierden o desperdician el 30% de los alimentos”, explicó Sánchez.

Lea también: ¿Utilizar tecnología o quedarse atrás?

Una de las preocupaciones es que el sector agrícola utiliza el 70% del agua, por lo que es necesario avanzar en estrategias nacionales de recursos hídricos; además, ha aumentado la producción agrícola, pero no se ha logrado erradicar el hambre, “en Costa Rica desde hace muchos años no se ha podido bajar el porcentaje de pobreza a menos del 20%”, según indicó el representante de la FAO.

Por otro lado, los fenómenos climáticos extremos impactan la producción agropecuaria, el 68% de las pérdidas por desastres naturales corresponden a pérdidas de cultivos o medios de vida de comunidades rurales. El cambio climático afectará los rendimientos de los cultivos y los precios de los alimentos.

Las comunidades rurales que dependen de la agricultura son las más afectadas por el cambio climático; 2,5 millones de familias rurales resultan afectadas; la pobreza, desigualdad y falta de oportunidades son las principales causas de la alta vulnerabilidad de las comunidades asentadas en zonas rurales.

Lea también: La transferencia de tecnología es el desafío del campo

Se dispone de prácticas agrícolas viables y sostenibles desde el punto de vista económico, pero se deben superar los obstáculos existentes para su adopción, se requieren sistemas de producción más eficientes y resilientes, o sea, producir más con menos.

“Tenemos que pensar en una agricultura adaptada al clima, se requieren mecanismos innovadores para lograrlo. Poner la agricultura y los sistemas alimentarios inclusivos en el centro de las políticas de reducción de pobreza es una de las posibles soluciones”, concluyó Sánchez.

Lea también: Tecnificar y agregar valor será el camino de Nicaragua

Este artículo está clasificado como:

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR