¿Cuántos jóvenes latinoamericanos se dedican a la agricultura?

Soy DIgital

Según un nuevo estudio de la FAO, la cantidad de jóvenes en el sector agrícola ha caído y no disfrutan de trabajos bien remunerados.

Raquel Fratti

La cantidad de jóvenes rurales que laboran en el sector agrícola ha caído un 20% en la última década en América Latina, menos de la mitad de los jóvenes tiene un trabajo decente desde el punto de vista de los ingresos, y la mayor parte sufre de una excesiva carga horaria, según un nuevo estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Actualmente, casi 40 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años viven en las zonas rurales de los veinte países que componen América Latina. De ellos, la mayor parte (11,9 millones) son inactivos, cerca de 9,6 millones trabajan en el sector agrícola y 8,2 millones lo hacen en actividades no agrícolas.

“Los datos muestran que en muchos países de América Latina se está aún muy lejos del empleo decente para una abrumadora mayoría de la población rural joven”, afirmó Martin Dirven, encargada del estudio.

Puede leer: De agricultores a agroempresarios

De los que trabajan en la agricultura, la mayor parte son hombres y asalariados. La proporción entre hombres y mujeres jóvenes que trabajan en actividades no agrícolas es más parecida. En el empleo no agrícola también la mayor parte de los jóvenes son asalariados.

El empleo rural no agrícola se ha vuelto cada vez más importante. Según el estudio de la FAO, en 2016 debería haber más jóvenes rurales trabajando en este tipo de empleos que en el sector agrícola. La caída en el empleo agrícola se explica por la caída de un tercio de aquellos que trabajan como “familiares no remunerados” y de una reducción de 20% en el número de asalariados agrícolas.

Hay más de 200 mil niños con residencia urbana que trabajan en el sector agrícola, representando a más del 60% del total de niños ocupados en la región. Una parte importante del trabajo infantil es invisible, porque la mayoría de los niños son trabajadores familiares no remunerados en pequeños emprendimientos rurales, agrícolas o de otros sectores económicos.

Según la FAO, si bien la tendencia ha sido a una reducción importante en los últimos años, erradicar el trabajo infantil todavía es un desafío pendiente para América Latina.

Puede leer: Jóvenes pueden ver en la agricultura un aliado para su emprendimiento

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR