Diseño de sistemas de estabulación libre

Soy DIgital

Adaptado de una presentación de Tom Lorenzen

Hay dos partes fundamentales en los sistemas de estabulación libre. Una es el riel del cuello o barra de retroceso. El propósito del riel del cuello es que, cuando la vaca se pone de pie, el riel la   guía a retroceder un par de centímetros para que defeque en el pasillo.

La siguiente parte importante son las pecheras.  Las pecheras posicionan a la vaca para que no se acueste demasiado adelante en el cubículo.

Cuando medimos los cubículos, queremos ver el largo y ancho. Actualmente, tenemos vacas más grandes, especialmente si consideramos la raza Holstein. Nuestro objetivo es contar con cubículos que cuando se midan de extremo a extremo (para vacas frente a frente), tengan entre 5,18 y 5,48 metros de longitud para ofrecer espacio personal a las vacas para el balanceo. Al medir la longitud del cubículo, medimos lo que siente la vaca. No medimos desde el centro del cubículo hasta el centro del siguiente cubículo; medimos desde un extremo hasta el otro extremo. Con vacas más grandes, los cubículos deberían medir alrededor de 1,27 metros de ancho, no 1,14 metros, lo cual veo en muchas instalaciones. Para estas vacas más grandes, el riel del cuello también debe medir alrededor de 1,27 metros de altura.

Además: Estos son los daños al agro guatemalteco ocasionados por el Volcán de Fuego 

Luego, queremos evitar la obstrucción. Las obstrucciones horizontales se ven a menudo en establos antiguos y afectan la capacidad de movimiento de la vaca hacia arriba y hacia abajo.  Si observamos a una vaca en el pasto cuando se levanta de forma natural, mueve la cabeza hacia el suelo, coloca una pata adelante y se balancea para pararse. Cuando hay obstrucciones en su balanceo, hará todo lo que pueda para usar su valioso espacio.

Me gusta decir que las vacas saben de geometría, entienden cómo usar ángulos en el cubículo para aprovechar al máximo el espacio que se les proporciona. Si el cubículo es demasiado estrecho o demasiado pequeño, la vaca se echara naturalmente en diagonal.

Si vemos vacas paradas con dos patas en el cubículo y dos fuera del mismo, llamamos a esto  “posarse”, y esto no es bueno. Queremos que las vacas entren y se echen inmediatamente. Deben estar cómodas y echadas porque de esta manera se bombea más sangre a la ubre para la producción de leche.

El confort de la vaca

Al considerar el diseño del cubículo, debemos asegurarnos de observar directamente a las vacas. Al observar a la vaca, se busca ver un conjunto de patas y piernas con buena apariencia. Cuando veo corvejones inflamados, lesiones o heridas en la parte interna de las piernas del animal, eso me indica que los cubículos son demasiado pequeños y estrechos y que el tipo de superficie sobre la que descansa la vaca puede estar causando un efecto negativo en sus piernas. Considere usted mismo: si está en un hotel y la cama no es cómoda, ¿qué hace? Se voltea, da vueltas. Cuando un animal de 635-726 kilos no se siente cómodo en el cubículo, mueve las piernas, da vueltas, y esto le causa lesiones.

Lea: Bayer cada vez más cerca de adquirir a Monsanto

Cuando vemos una lesión en el interior de las piernas, eso nos indica que el cubículo es demasiado pequeño y sus piernas posan sobre el extremo.

Estos son aspectos muy importantes sobre el confort de las vacas que podemos observar en el establo antes de incluso evaluar los cubículos de las vacas.

La calidad del agua

Cuando hablamos sobre la calidad general de la leche y el confort de la vaca, otro componente crítico es el agua. Más del 87 por ciento de la composición de la leche es agua.

Cuando evalúo los establos, también dedico tiempo a examinar los bebederos. ¿Están limpios? ¿Estamos haciendo un buen trabajo manteniendo y protegiendo los bebederos?

Me gusta ver una baranda alta alrededor del agua para que las vacas no puedan saltar y poner sus patas en el bebedero. Queremos que la distancia entre el borde del agua y el borde de la pared sea de más de 3,7 metros, de esta manera las vacas grandes, “las jefas”, pueden beber agua mientras otras vacas van a comer y/o a acostarse.

Una buena cantidad de agua limpia es muy Diseño de sistemas de estabulación libre importante, y debe ser suficiente para la cantidad de vacas. Las vacas pueden consumir entre 113 y 189 litros de agua por día. Para promover la producción de leche es importante proporcionar un espacio suficientemente disponible en el área del agua considerando el número de vacas, aproximadamente 1 metro de área de agua disponible por 10-15 vacas.

También: Industria 4.0 abre puertas para segmento de alimentos y bebidas

La calidad del aire

La calidad del aire, o el movimiento del aire sobre las vacas, es otra parte muy importante para el confort de las vacas en un sistema de estabulación libre, una instalación con ventilación cruzada y una instalación con ventilación natural.

Al evaluar las instalaciones, verifico la velocidad del viento, o qué tan buena es la calidad del aire que se mueve a través del establecimiento.

El humo es una gran herramienta para detectar la dirección del flujo del aire en las instalaciones, pero a las vacas no les gusta el humo y pueden olerlo hasta a 8 kilómetros de distancia. Entonces, en lugar de humo, voy a la caja de juguetes de  mis nietos y busco una pequeña máquina de burbujas. Esta pequeña máquina de burbujas me ofrece la oportunidad de ver el flujo del aire y qué tan rápido fluye el aire en la instalación. ¡Además, las vacas curiosas parece que se divierten con las burbujas!

Publicado originalmente The Alltech Feeding Times

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR