El banano busca su modernidad

Redacción ProAgro

Muchos países han logrado alta productividad bananera de la mano de la tecnología e investigación, sin embargo persiste el desafío de los altos costos.

Las innovaciones tecnológicas introducidas en la industria bananera están dando un importante giro que muchos productores están aprovechando. Las tecnologias introducidas durante los años setenta, como por ejemplo la sustitución de la variedad Gros Michel por Cavendish, el empacado en cajas para el banano y los cablevías aéreos para el transporte de fruta, tuvieron como consecuencia la disminución de los costos de producción.

No obstante, el rubro del banano a nivel mundial se centra ahora la introduccion de los sistemas de riego destinados a optimizar el agua y a la vez reducir la mano de obra, uso de drones, y softwares que permiten lecturas de los requerimientos del suelo y a la vez la detección de enfermendades dificiles desde tierra. A mediados de febrero, Costa Rica estaba reportando la exportación récord de de 120 millones de cajas de banano.

El logro es la consecuencia de altos niveles de productividad acompañados de programas de protección ambiental. Otro de los factores para lograr buenos resultados al cierre del año fue un mejor clima y precipitación en las zonas donde se cultiva la fruta.

Lea también: Proyectos protegerían fincas bananeras de inundaciones

En República Dominicana se está empleado riego presurizado que es altamente eficiente porque regula de manera precisa el uso del agua y el sistema de calibrado para el empacado que normaliza con precision la cantidad de libras que deben tener las cajas de bananos.

En Honduras por su parte el avance ha sido en la gran empresa con el inicio del uso de tecnología satelital, sin embargo la mayoría de los productores independientes continúan su apego al sistema de riego.

Banano orgánico

El banano es el fruto más consumido a nivel mundial y entre los productos del comercio internacional de mayor valor. Aunque el consumo per cápita no está creciendo de manera general, hay un fuerte crecimiento en la producción orgánica. De 1999 a 2011, las exportaciones de banano orgánico han crecido de 30 a 400.000 toneladas y este crecimiento ha seguido en los últimos cinco años.

Lea también: Analizarán últimas tendencias de consumo de banano

Según el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro), los tres países líderes en la producción de banano orgánico son Republica Dominicana, Perú y Ecuador que se caracterizan por una alta participación de pequeños productores, una situación que presenta retos para mantener la competitividad del sector.

La tecnología de producción es poco investigada, los reglamentos están en un proceso de ajuste y cambio y el gran número de productores presenta retos para la asistencia técnica. Las buenas prácticas para banano orgánico con un mejor conocimiento de las bases agroecológicas para el manejo de thrips, una plaga que causa daños cosméticos, y de la salud de los suelos, es una de las investigaciones que desarrolla esta organización.

Fungicidas

Las producciónes de plátanos y bananos se ve afectada por una serie de plagas y enfermedades como la marchitez de Fusarium, marchitamiento bacteriano, nematodos, gorgojos, raya de hojas negras y top de bunchy. También el estrés abiótico como la sequía y los fenómenos meteorológicos extremos provocados por el cambio climático.

Lea también: Fases del cultivo in vitro de plátano

De acuerdo a los científicos del Programa Global para el mejoramiento de Musa (ProMusa), el desarrollo de innovaciones tecnológicas ha sido clave para reducir el volumen de fungicidas utilizados contra la Sigatoka negra y para mejorar la eficacia de los tratamientos. Los investigadores dieron a conocer las siguientes tecnologías para reducir la aplicación de fungicidas:

Fumigación terrestre

Los defensores de la fumigación terrestre argumentan que es más eficiente que la aérea, en tanto permite llegar a la parte inferior de las hojas donde las lesiones se desarrollan primero. Sin embargo, supone un mayor riesgo de salud para los operarios.

Adecuador de terreno

Esta máquina, todavía en fase experimental, se está desarrollando para reemplazar la fumigación aérea. En la actualidad, cubre 8 hectáreas en una hora, en comparación con las 40 que alcanza a cubrir un helicóptero.

Lea también: Cambio climático perjudica cultivos de zonas tropicales

Método de disparo en la axila de la hoja

Este método consiste en colocar una dosis de fungicida en la axila de la hoja (el ángulo entre la hoja y el pseudotallo) utilizando una pistola de precisión. Los productores brasileños están experimentando con él.

Equipos de fumigación electrostática

Los aspersores electrostáticos han aumentado la eficiencia de los aspersores tradicionales. Cuando el aire comprimido con una carga eléctrica negativa viaja a través de la boquilla, ayuda a crear gotitas de tamaño más uniforme que se dispersan bien porque se repelen entre sí. Cuando las gotitas cargadas chocan con una superficie, crean una sobrecarga momentánea que repele otras partículas.

Fumigación aérea

A pesar de ser una práctica polémica, la fumigación aérea es para muchos la forma más eficaz de aplicar fungicidas a plantaciones comerciales de banano. Los aviones y los helicópteros pueden tratar áreas grandes más rápido que los métodos de fumigación terrestre, disminuyendo así el desarrollo de la enfermedad. Aunque las innovaciones tecnoló- gicas han ayudado a reducir el volumen de fungicidas aplicado y a mejorar la precisión, el tratamiento resulta menos eficiente cuando las condiciones climáticas para la aspersión no son óptimas.

Lea también: Honduras cultivará unas 1,200 hectáreas de banano este 2016

GPS

El sistema de posicionamiento global (GPS, su sigla en inglés) permite registrar las parcelas donde se prevé aplicar tratamiento y calcular con mayor precisión los volúmenes de fungicida necesarios para cubrir el área objetivo.

Boquillas automáticas

El uso de boquillas que se abren y cierran automáticamente, en zonas sensibles (zonas deshabitadas, arroyos y ríos), reduce el volumen de fungicida aplicado. Si el mapeo es preciso, la tecnología también protege el medio ambiente y la salud pública.

Herramienta de control en tiempo real

Esta herramienta controla automáticamente el volumen de fungicida aplicado por hectárea. Dependiendo de la velocidad y la posición del avión, el software calcula y ajusta, en tiempo real, el volumen de fungicida que se debe aplicar. Esta herramienta hace la cobertura más homogénea y el tratamiento más eficaz. La tecnología ya está disponible para otros cultivos.

Mapeo con SIG

Junto con el GPS, los sistemas de información geográfica (SIG) ayudan a ubicar áreas donde no se debe aplicar fungicidas, como áreas protegidas y zonas habitadas o donde hay cables eléctricos.

Lea también: Ingenio colombiano propone solución a patógenos en cultivos

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR