El ion potasio en el camarón en cautiverio

Soy DIgital

En salinidades adecuadas el calcio, el potasio, el sodio y el magnesio son los iones más importantes para el crecimiento y la supervivencia de los camarones.

Por Henry Álvarez, director de Investigación y Desarrollo Balanceados Nova S.A. (Balnova) Guayaquil-Ecuador

El potasio (K+) abunda en la naturaleza y es el séptimo entre todos los elementos de la corteza terrestre. El 2.59% de la corteza corresponde al potasio en forma combinada y el agua de mar lo contiene en una concentracion de 390 ppm, lo cual significa que este mineral es el sexto más abundante en solución.

De acuerdo a otros expertos, con aguas de salinidad muy baja o frente altas densidades de siembra de camarón, cualquiera de estos iones puede ser limitante, pero la falta de K es el que más afectará al camarón en las piscinas de engorde. Los camarones marinos absorben minerales del agua, aparte de los que vienen con los alimentos que ingieren.

Por lo tanto, la necesidad dietética de los camarones para ciertos minerales dependerá de su cantidad y disponibilidad en el medio acuático. Los peneidos demandan fuentes dietéticas de minerales para crecer, debido a las repetidas mudas en las que se pierden minerales como el calcio, el potasio y otros. Estos minerales tienen que ser recuperados para mantener el equilibrio electroquímico, el crecimiento constante y la supervivencia.

Lea también: Los camarones son el producto más cotizado en Semana Santa

Ensayos de crecimiento con K+ durante siete semanas indicaron diferencias significativas (P<0,05) en la supervivencia y crecimiento entre los tratamientos 5, 10, 20, 40mg K/l en aguas de 4ppt. El peso individual, la tasa de crecimiento específico y el porcentaje de incremento de peso fueron mejores a medida que se incrementó la concentración de potasio.

Deficiencia de minerales

El informe que aparece en el artículo “Mineral Requirements of Penaeids”, de Piedad-Pascual señala que los minerales pueden estar presentes en cantidades adecuadas en el balanceado, sin embargo pueden ocurrir deficiencias de minerales en condiciones de cultivo intensivo.

La falta de ciertos minerales específicos puede deberse a la presencia de compuestos que se unen a la forma elemental del mineral utilizado en la nutrición; también las reacciones antagónicas o sinérgicas en el tracto digestivo del camarón son factores que a veces causan deficiencias o desequilibrios de minerales en la alimentación.

 Lea también: Veda del camarón en Panamá inicia el 1º de febrero

Camarones como el Litopenaeus vannamei viven en un ambiente hipertónico y beben continuamente pequeñas cantidades de agua, por lo que sus necesidades minerales se cumplen en parte. Entonces, la necesidad dietética de minerales como el K+ y el Ca+ para el camarón dependerá de las cantidades presentes en el medio acuático, del alimento que dispone y de la forma del mineral que ingiere; también dependerá de la cantidad almacenada en su cuerpo, de la interacción de otros elementos presentes en su tracto digestivo y en sus músculos.

Las interacciones minerales con otros ingredientes dietéticos o metabolitos influyen en la disponibilidad de minerales en el camarón.

¿Cómo se involucra el potasio?

Después de revisar la participación del K+ en la fisiología del camarón entendemos por qué este electrolito es uno de los más influyentes, dentro de los llamados macroelementos esenciales. Este elemento es más electropositivo que el Na+ y su tendencia es ceder electrones y formar iones positivos (cationes); por tanto, los valores de sus energías de ionización y afinidad electrónica son bajos.

Lea también: Lluvias mejoran condiciones para el cultivo de camarón

Son estos valores los que permiten al K+ comandar de manera constante la regulación de la presión osmótica y el equilibrio acido-base de las células musculares y nerviosas. Dado que muchas reacciones químicas intracelulares implican intercambios de iones H+ y, debido a que los cambios en la acidez pueden dañar la estructura celular y afectar las reacciones moleculares, las células mantienen constantemente el equilibrio ácido-base.

El K+ es el principal ion (intracelular) que, con el Na+ (extracelular), constituyen la bomba sodio-potasio, una proteína esencial para generar un potencial eléctrico en la membrana. En términos fisiológicos, se puede decir que estos son los procesos en que se centra la vida del crustáceo.

Ambos iones tienen un efecto estimulante sobre la excitabilidad de las células musculares. Mantener una carga eléctrica en la membrana es imprescindible para que se puedan excitar las células musculares por una parte y transmitir los impulsos de las células nerviosas por otra.

Lea también: Verifican cumplimiento de uso de redes TEDs en barcos camaroneras

La importancia del potasio (K+)

El K+ es requerido para transportar nutrientes al interior celular y expulsar los productos de desecho al medio extracelular. Este electrolito también interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono y en la síntesis de las proteínas, dos procesos fundamentales para el crecimiento y la supervivencia del camarón.

Por otro lado, el K+ interviene en el metabolismo del agua y es necesario para la biosíntesis del glucógeno, un polisacárido abundante en los músculos y el hepatopancreas del camarón y de las proteínas. La enzima piruvato kinasa requiere de los iones K+ y Mg2+ para activarse y participar en la degradación de los carbohidratos dentro del metabolismo energético celular.

En definitiva, las funciones del K+ son muchas dentro de la fisiología del camarón y la alteración de sus niveles causa decrecimiento y aminora la supervivencia. El K+, al igual que el Na+ y Cl- es absorbido fácilmente por el tracto digestivo y las branquias de los crustáceos.

En el artículo “Nutrient Requirements of Fish and Shrimp” Washington, D.C : National Academies Press, se menciona que las fuentes dietéticas ricas en potasio están el soluble de pescado, harina de camarón, harina de pescado blanco, harina de carne, harina de carne y huesos (4-1% de Na+ en orden decreciente), melaza de caña deshidratada, levadura de torula seca, lecitina y harina de soya (con alto contenido de K+), salvado de arroz (4-2% K+ en orden decreciente), levadura de cerveza seca, salvado de trigo y semilla de girasol (2-1% K+ en orden decreciente), sal en grano y el cloruro de potasio (48% de Cl-).

Lea también: Caso de éxito: ¿Cómo cultivar tilapia y camarón en un mismo estanque?

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR