El Salvador: Alzas en precios y sequías reducen consumo de frijol

FlorC

El gobierno sostiene que el alza se debe a especulaciones y acaparamiento.

Geraldine Varela 
 
El Salvador 01 de agosto de 2014 En la cafetería “San Ignacio”, al sur de la capital salvadoreña, doña Carmen rauda ha dejado de vender frijoles molidos durante la cena y está evaluando subir el precio de las pupusas, de $0.50 a $0.55, ya que en su elaboración también utiliza los muy preciados frijoles.
 
Estas medidas son causadas por el encarecimiento de este grano básico, que en medio año ha duplicado su valor.
 
El gobierno sostiene que el alza se debe a especulaciones y acaparamiento. Los agricultores aseguran que la sequía que afecta al país, y que se prevé que se extienda durante todo agosto, ha destruido buena parte de sus cultivos y mermado la producción; y las esperanzas de recuperarse y lograr estabilizar los precios desaparecen junto con las perspectivas nada favorables del clima.
 
Lo cierto es que la libra de frijol ronda, en los mercados, los $1.25 y en supermercados $1.30. El consumo de este alimento, que por años ha formado parte de la canasta básica de las familias salvadoreñas, hoy en día está catalogado como “un lujo” que poco a poco está dejando de formar parte de los alimentos “básicos”. Actualmente el quintal de este grano se compra hasta por $113 y algunos pequeños comerciantes prefieren ya no vender frijol “porque nadie lo paga tan caro”.
 
En este sentido, el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha anunciado la importancia de crear una reserva estratégica de granos, para garantizar la seguridad alimentaria. Sin embargo el ministro de  dicha cartera de Estado, Orestes Ortez, aclaró que en este momento “la urgencia central nos es el problema del almacenamiento. La urgencia central es, por una parte, la producción, y por otra parte, que el campesino que se dobla produciendo el maíz y el frijol, no lo sacrifiquen comprándole a 9 y 10 dólares el quintal y cuando vienen la sequía se eleva el precio de un solo a 23 dólares”.
 
El funcionario explicó que lo que se debe hacer es prepararse de manera estructural para garantizar la seguridad alimentaria del país, si bien es cierto de momento el problema se centra en la comercialización del producto, el problema no solo es distribución, sino también producción. 
 
“Es preferible construir una red de sistemas de riego en el país, para producir en el verano y tener provisión de alimentos frente a esta situación, antes que hacer los graneros”, subrayó el titular del MAG. 
 
Ortez sostuvo una reunión con miembros de la Comisión Pro Rescate del Instituto Regulador de Abastecimiento (IRA), clausurado hace 23 años, a quienes convocó para que formen parte del comité consultivo agropecuario, entidad que construirá, en conjunto con el gobierno, una política que permitirá el funcionamiento de dicho sistema nacional de abastecimiento y de esta manera paliar este tipo de crisis y el encarecimiento de granos básicos en el país.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR