El Salvador realiza simulacro para prevenir plaga en plantaciones de plátano y guineo

Editorial ProAgro

Se buscó que los productores y técnicos conozcan las características de la plaga.

El Salvador, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), llevó a cabo un simulacro para la prevención de la fusariosis del banano Foc R4T.

La finalidad del ejercicio ha sido que los productores y técnicos conozcan las características de la plaga con el fin proteger los cultivos de plátano, banano y otras musáceas, a pesar de que el continente americano está libre de esta enfermedad.

El acto se realizó en un área perimétrica previamente seleccionada, donde se simuló actividades de bioseguridad, vigilancia fitosanitaria, muestreo y el proceso de eliminación de las plantas infectadas con la enfermedad, las cuales eran parte de las 82 manzanas cultivadas con plátano de la Cooperativa San Carlos, ubicada en el municipio de El Paisnal. Los productores mostraron toda la disposición para facilitar las condiciones idóneas que le permitieron al personal del MAG ejecutar con éxito el simulacro.

Lea además: Ejes de innovación beneficiaron a miles de productores centroamericanos

La actividad se desarrolló en dos días. Durante la primera jornada el director general de Sanidad Vegetal (DGSV), Douglas Escobar, dirigió la exposición sobre “La Importancia de banano y plátano en El Salvador”. Por su parte, Raixa Llauger, oficial de agricultura de la FAO en la oficina subregional de Panamá, expuso el tema “Foc R4T: distribución e importancia de la plaga”.

Con el propósito de poner en práctica todas las medidas de bioseguridad, como el buen uso de overoles, pediluvios y aspersiones para evitar el traslado de la enfermedad, el segundo día del simulacro se desarrolló en cuatro momentos:

  1. Proceso de Bioseguridad al ingreso a la plantación.
  2. Muestreo o exploración de plantas sospechosas de Fusariosis o enfermas por otros patógenos.
  3. Colecta y envío de muestras para el diagnóstico de Foc R4T
  4. Eliminación de brotes Foc R4T

Puede leer: Esta medida busca proteger la reproducción del camarón

Este simulacro permitió capacitar a todos los sectores involucrados en la vigilancia fitosanitaria del país, entro ellos, técnicos de la DGSV, de la División de Cuarentena y Diagnóstico de Laboratorio y del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal. Además, participaron productores y personal de la empresa privada.

“Lo que se pretende principalmente en este evento es que todos los actores involucrados en la parte agrícola conozcan de primera mano el impacto devastador que puede generar esta enfermedad para la economía, no solo del país sino de toda la región. Este simulacro ya se llevó a cabo en Guatemala de forma parcial, en Honduras, en Panamá y en República Dominicana”, manifestó Douglas Escobar.

Por su parte, Edwin Aragón, director nacional del OIRSA en El Salvador, manifestó que, dado que es una plaga cuarentenaria, “lo que necesitamos reforzar es la prevención, para eso está diseñado este ejercicio, y, por supuesto la capacidad de respuesta. Convinando las dos cosas pudiéramos tener alejado de nuestra zona, de nuestra región, esta plaga devastadora de las musáceas”, recalcó.

Más: Aprueban US$80 millones para caficultura salvadoreña

De acuerdo con informes institucionales, el país tiene aproximadamente 8.000 hectáreas en las que se produce banano y plátano. Xavier Isaac Euceda, de la Dirección Regional de Sanidad Vegetal del OIRSA, aseguró que, a partir de la experiencia adquirida en varios simulacros desarrollados en la región, El Salvador ha demostrado que sí tiene la capacidad de respuesta para hacerle frente ante un posible brote de Foc R4T.

Además, reconoció que “el personal está debidamente capacitado, tiene esa capacidad técnica de poder identificar sintomatología característica del patógeno y sabe cómo comportarse en el campo ante esta eventualidad. De igual manera, ya tienen un laboratorio con hacer diagnósticos confiables para este patógeno”.

Al finalizar el evento, las autoridades y productores que participaron se mostraron satisfechos con los resultados del simulacro. “Es importante, porque si algún día apareciera algún brote, ya sabemos cómo reaccionar ante esas circunstancias”, señaló Salomón Salazar, quien tiene 26 años de trabajar como gerente en una cooperativa y quien además es el encargado operativo de todos los cultivos.

Le puede interesar: ¿Amenaza el Cafta a los porcicultores?

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR