Esta es la estrategia de los arroceros ticos contra el fenómeno de El Niño

Soy DIgital

La llegada del fenómeno climatológico se espera para el mes de julio.

De acuerdo con el pronóstico del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), para ese mes se estima que puedan iniciar los efectos del fenómeno climatológico conocido como El Niño en los cantones de Guatuso, Los Chiles y Upala, en Costa Rica.

El fenómeno iniciaría con la presencia de la canícula, periodo seco que se presentaría de manera normal, en cuanto a la intensidad y duración. Las lluvias regresarían en aumento en agosto, para esta región.

Ante la posible llegada en julio del fenómeno de El Niño y por tratarse de una zona considerada seca productora de arroz, los agricultores dedicados al cultivo del grano en la región Huetar Norte fueron capacitados por la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), en la conformación de taipas para la retención de agua de lluvia.

Lea también: Precio del arroz en Costa Rica causa polémica

En Las Delicias de Upala, en la finca del productor Oscar Vargas, los arroceros de la región Huetar Norte aprendieron sobre el diseño y conformación del suelo, construcción y uso de taipas, que permiten la retención y manejo del agua durante el ciclo del cultivo.

Fernando Araya, director ejecutivo de Conarroz, comentó que el propósito de esos talleres es la transferencia de conocimientos acerca de estos mecanismos, que ayudan a mejorar la productividad del sector con un enfoque sostenible, en armonía con el ambiente, mediante un mayor aprovechamiento del recurso hídrico.

La capacitación a los productores estuvo a cargo de la Dirección de Investigación y Transferencia Tecnológica de Conarroz (Ditt), con la finalidad de que éstos cuenten con los conocimientos prácticos necesarios para mejorar el sistema productivo del arroz.

Además: Presentan proyecto de riego asistido para zona Huetar Atlántica costarricense

Alexánder Mendoza, director de la Ditt, externó que el aprendizaje es clave para lograr una producción sostenible, reducir costos de producción y maximizar los ingresos de los productores.

“La conformación del terreno es un elemento importante en la producción arrocera, donde los recursos son claves y limitados. La nivelación del terreno a pendiente gradual para la eliminación de elevaciones y huecos, conocidos como chocolas, es básica para lograr un adecuado control de malezas, germinación y desarrollo homogéneo del cultivo. Por otro lado, el uso de taipas ayudarán a manejar el agua en un suelo bien preparado”, expuso Mendoza.

El equipo de técnicos de la Ditt, destacado en la Huetar Norte, puso a disposición de los productores un equipo moderno que agiliza el diseño y levantamiento de las curvas de nivel y la máquina especializada en conformación de la taipa.

“Es importante que además de diseñar taipas firmes y compactas, el productor aprenda a usarlas para que funcionen adecuadamente durante el ciclo del cultivo. Esto implica definir y usar correctamente los lugares por donde deberá transitar la maquinaria necesaria para las labores agrícolas y el paso del agua de una parte del lote a otra”, explicó Mendoza.

Puede leer: Calibración de cosechadoras es clave para prevenir pérdidas en arroz

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR