Estado salvadoreño no pretende condonar deuda de cafetaleros

Geraldine Varela

El sector cafetalero y representantes del gobierno mantienen la Mesa del Café, un espacio para discutir los temas que afectan al sector y tratar de encontrar soluciones.

El Gobierno no pretende eximir la deuda de US $200 millones al sector cafetalero, una deuda que de momento es casi imposible de honrar para los productores. Paradójicamente e el Estado está afinando detalles para firmar un nuevo pacto por el café, un acuerdo para rescatar la caficultura nacional.

En una entrevista en el canal nacional, Roberto Lorenzana, secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia aseguró que el Gobierno salvadoreño “no está hablando de condonación de deuda, no hay prontos pagos, no se trata de regalar dinero sino de reactivar a un sector o aquellas personas del sector que tienen interés de invertir”.

De acuerdo al funcionario, se buscaría la forma de obtener el financiamiento de la deuda pero el pago siempre saldría de la producción del caficultor. Lorenzana fue muy enfático en recalcar que el gobierno condonará dicha deuda. Se estima que la deuda de los productores es de US $150 millones. La mayor parte es por el FICAFÉ, una herramienta financiera que nació a inicios de la década pasada, también como una respuesta a deudas acumuladas en el sector.

También:Casi US$200 millones adeudan cafetaleros salvadoreños

Pese a este revés, un acuerdo positivo surgió de la mesa del café, un grupo conformado por representantes del Gobierno y otros sectores. Este acuerdo es la renovación del parque cafetalero, que de acuerdo a estimaciones requerirá repoblar cerca de 100.000 manzanas.

De acuerdo al plan, la renovación se ejecutaría entre 2018 hasta 2027, para lo que se requerirá de una inversión de US $384 millones bajo la premisa de devolver la capacidad de producción que el país perdió con el paso del tiempo. Según el documento, el acuerdo es renovar “al menos 100.000 manzanas, con variedades resistentes y en resiliencia al cambio climático”.

Esta repoblación que se contempla en el documento, sugiere que son 300 millones de plantas las que esperan sembrar, y que luego a esas mismas se les dará el respectivo cuidado y seguimiento.

Pese a estos acuerdos, representantes del sector como Carlos Borgonovo, presidente de la Asociación de Beneficiadores de Café (ABECAFÉ), sostuvo que aún hace falta realizar muchos esfuerzos en pro de la investigación y la ciencia en la caficultura. También el caficultor Eduardo Palomo, señaló como necesario crear una institución independiente de investigación en café, que genere sus propios fondos y tenga una planilla multidisciplinaria.

Además:El Salvador busca renovar 30% de su parque cafetero

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR