Flores germinan entre el café

Soy DIgital

Malraud es la única finca del Distrito Central de Honduras que produce grano especial bajo un esquema sostenible.

Por Daisy Bonilla

A solo 40 minutos de Tegucigalpa, floreció en el último quinquenio un nuevo emprendimiento que está siendo reconocido por combinar el negocio de los ornamentales con el cultivo de café especial y producción de maderas. La finca Malraud nació en 1998 y su nombre procede la unión de los apellidos de su dueño, el ingeniero Humberto Maldonado Raudales, quién es también el gerente general.

Es una finca con gran conciencia ambiental bajo un manejo holístico y un formato de policultivo, que está situada en una extensión de 8 hectáreas compuestas de producción de ornamentales (flores de corte) y café que se cultiva bajo una sombra de maderas preciosas.

Bajo técnicas de manejo, y el aporte natural de su ambiente se busca equilibrio, por eso posee unas 12 especies de hongos e insectos benéficos, flores silvestres, malezas y fauna, que posibilitan un producto de calidad y socialmente responsable con el ambiente ya que se evita el uso de pesticidas y depredación del microclima y suelos.

Puede leer: Variabilidad climática urge mayor prevención a plagas

“Tenemos un enfoque de productos de alto valor en áreas pequeñas en ornamentales variedades como Gerberas, Aster, Solidago y Hypericum; en café variedades de cualidades excepcionales como typica, pacamara, catuai, pacas; y en maderables caobas, cedro y laurel”, detalló el ingeniero Maldonado. Esta finca es la única en la zona del Distrito Central de Honduras puntuada como productora de cafés especiales y está clasificada para concursar en la Taza de Excelencia.

El proceso

El proceso comienza al sembrar lotes de café junto a lotes de flores y plantas de café dentro de las mismas camas de flores. Haciendo uso de los beneficios que trae una plantación sobre la otra. “Hacemos una simbiosis de lo que producimos tanto en la parte técnica de campo como en la parte comercial. Ambas plantaciones propician condiciones naturales entre ellas que influyen a mantener un programa orgánico, insectos benéficos, peso en grano e influencia de las cualidades organolépticas de taza de nuestro grano y en materia comercial pueden adquirirse a ambos productos o individualmente en el mismo mueble de la tienda como el cliente así lo desee”, señaló.

La finca tiene como slogan “lo sembramos para ser perfecto”; tienen la misión de producir con alto valor a precios accesibles cuidando el medio ambiente. El producto es custodiado hasta al anaquel y “donde este nuestro café bajo la marca Café Roble 1600 encontrará también flores”, aseguró el gerente.

También: ¿Cuál es la relación entre el café, las abejas y el cambio climático?

Obstáculos

Pero el negocio al principio tuvo ciertos obstáculos. En el caso de las flores fue encontrar la puerta directa a los clientes ya que tradicionalmente el mercado lo buscaba por medio de las floristerías, y eso encarecía la cadena al consumidor final.

“Al ingresar nuestros productos de café a las líneas de supermercados creamos fuertes relaciones con ellos e iniciamos un programa que genera una cultura para que la gente consuma flores directamente de nuestro cultivo a precios muy accesibles no solo para regalar sino para adornar sus casas”, aseveró el ingeniero.

En el caso de café, el reto fue introducir las líneas de verdaderos cafés especiales en anaquel donde el precio no fuera tan sensible al consumidor y generar conciencia que los café torrefactos tradicionales no maneja las mismas líneas de calidad que café especiales y definitivamente habrá una diferenciación de precios.

“Fue una campaña muy fuerte de concientización en el canal de comercialización que educa al consumidor sobre las cualidades de este café. Ambos productos (café y flores) van de la mano, tanto en campo como en la tienda del supermercado ya que se venden juntos en el mueble dando la opción de dar uno o dos regalos complementarios a un ser querido”, detalló el emprendedor.

Además: Producir más…impactando menos lo ambiental

Mercados

Además de crecer en el mercado local, el mercado de cafés especiales en Estados Unidos, Inglaterra son clientes con nichos específicos y que buscan la venta directa con esta finca, llevando el grano de café directamente del cultivo a la taza de sus clientes. Actualmente también les solicitan muestras del mercado asiático y suizo que están en proceso.

Las claves

Una de las bases para triunfar es la investigación tanto en campo como de mercado. Por ello reconoce que se tomó años en investigar que el entorno del cultivo de flores incide en las cualidades de la taza y en estudiar cuales eras los insectos benéficos, fauna y hongos benéficos que formaban parte del ambiente, para generar un equilibrio entre ambas plantaciones.

“Los productores deben ser investigadores de sus propias fincas. Conociendo realmente sus propios recursos (fauna, insectos y hongos benéficos, record anual climático y de plagas llevaremos fincas auto sostenibles”, dijo. En cuanto al mercado, el principal desafío fue conocer e identificar un mercado que buscaba cafés especiales y conocer la sensibilidad de precio del consumidor dispuesto a pagarlo. “Resumiríamos estas cualidades en disciplina, dedicación y perseverancia”, dijo el empresario.

Le puede interesar: La única forma de tener una ganadería carbono neutral, según expertos

Consejos

El ingeniero Maldonado agregó que una plantación de café no sobrevive por sí sola por ello, no debe visualizar el café como una única fuente de ingresos sino más bien como parte de un sistema; incorporar nuevas líneas de productos es la ruta a seguir.

Por otro lado refirió que el precio de café es muy variante y por ello se debe ser muy detallistas en estudiar costos de sus operaciones de beneficiado, secado y comercialización para tener éxito. Los nuevos productores también deben ser dinámicos y abiertos a los cambios dentro de sus fincas, “debemos aprender a mutar rápidamente en base a las exigencias del mercado nacional e internacional porque los cambios son permanentes”, recalcó.

Planes

Esta finca tiene en su camino mucho planes, entre ellos iniciar un programa Social dentro de la comunidad de Rincón de Dolores que es donde se encuentra la finca con un enfoque en escuelas en educación tecnológica, cuidados del medio Ambiente y apoyo en infraestructura. También buscan seguir enfocado a trabajar en el esquema de policultivo con nuevas líneas productos a los que se puede dar el valor agregado; ser un centro experimental de manejo orgánico que sirvan de ejemplo para otras fincas y ser una finca con un sentido turístico educacional cercano a la capital.

Relacionado: ¿Cómo están los suelos en El Salvador?

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR