¿Un banco de germoplasma en Honduras?

Soy DIgital

La iniciativa se orienta a fortalecer las capacidades nacionales para la elaboración e implementación de la estrategia de conservación de recursos fitogenéticos.

Honduras impulsa un proyecto para el establecimiento de un banco nacional de germoplasma con el objetivo de conservar la diversidad genética de los cultivos y sus especies relacionadas.

Bajo ese marco, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) a través de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), inició un proceso de consulta para elaborar el Plan Estratégico Nacional de Conservación y Utilización de los Recursos Fitogenéticos.

María Julia Cárdenas Barrios, representante de la FAO en Honduras, explicó que con este plan se establecerá la ruta para la creación del banco de germoplasma, que permitirá preservar el material genético de semillas criollas para proteger la biodiversidad y productos nativos.

Puede leer:  Clones de cacao para aumentar productividad en Honduras

En Honduras, el germoplasma y sus variedades locales y mejoradas se han conservado en los ecosistemas naturales, áreas protegidas y fincas de agricultores.

Para preservar las especies, las autoridades de la SAG han solicitado la asistencia técnica de la FAO para fortalecer capacidades con las que se pueda proteger de forma adecuada las diferentes especies y reducir los riesgos de erosión genética, manifestó Cárdenas.

Según datos de la SAG, se estima que en Honduras 200.000 pequeños productores no tienen acceso a semillas de buena calidad. Adicionalmente se ha identificado que el 30% de los productores reciben semillas de maíz y frijol a través de los programas de gobierno, el 70% restante de las familias utilizan los sistemas locales de semilla para abastecerse de material de siembra ligados a sus sistemas de producción.

Además:  Banco Mundial impulsará a productores rurales de Honduras

Con estas acciones impulsadas por DICTA y la FAO, se establecerá una infraestructura con capacidades especializadas que garantice la conservación a largo plazo de recursos genéticos con alto potencial adaptativo y productivo.

Así como información de calidad, principalmente de especies ligadas a la seguridad alimentaria, condiciones que únicamente puede brindar un banco de germoplasma que garantizará el acceso a estos recursos e información a quienes así lo requieran.

Lea también: Variedades hondureñas de yuca y camote a prueba

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR