Guatemala alista ruta forestal y de comercio maderero

Juan Jose Lopez

Hacia 2020, el país propiciará el orden de los recursos forestales, además de reducir los impactos de la tala indiscriminada.

Al menos 40 representantes de distintos sectores forestales de Guatemala se reunieron para fortalecer la gobernanza forestal y reforzar el comercio legal de madera rumbo a 2020.

“El país establecerá su hoja de ruta hasta el 2020 para fortalecer la gobernanza forestal y la generación de ingresos con base en un aprovechamiento sostenible de más de 3,7 millones de hectáreas de bosque“, dijo la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un comunicado.

El encuentro fue para dar prioridad a las acciones urgentes y aprovechar de manera sostenible los bosques del país, los cuales representan el 34% de territorio y equivalen a más de 3,7 millones de hectáreas de bosques.

Lea también: Guatemaltecos se apuntan a una agricultura climáticamente inteligente

A partir de un análisis situacional de la gobernanza forestal en el país, serán analizados al menos siete aspectos relacionados con la revisión y actualización de los marcos jurídicos en materia forestal, la articulación y coordinación de actores múltiples, capacitación, fomento de actividades forestales legales, entre otros.

De acuerdo con Diego Recalde, representante de la FAO en el país, “Guatemala es un país privilegiado en recursos naturales. Tiene una clara vocación forestal, sin embargo, tiene una pérdida neta de cobertura forestal de 38.500 hectáreas cada año equivalentes al 1% de superficie boscosa por año. Es necesario actuar para la debida gobernanza del sector forestal”.

Se estima que el 51% del territorio guatemalteco tiene vocación forestal, aunque las estadísticas señalan que hasta 2010 solo el 34,2% del territorio, es decir unas 3.722.595 de hectáreas, estaban cubiertas con bosques.

Lea también: Programa radial sobre cardamomo es un éxito en Guatemala

Según datos de la Cuenta Integrada de Bosques, la tala ilegal en el país representó un costo estimado US $213 millones anuales entre 2001 y 2006; mientras que el 95% de los productos forestales se extrae de forma no controlada, volumen que representa el 76% de leña y 24% de madera.

A fin de tener más certeza en la problemática, el Instituto Nacional de Bosques pondrá en uso una aplicación móvil para monitorear tanto las selvas como las zonas boscosas de Petén y las Verapaces, en conjunto con la Agencia Espacial de Gran Bretaña, la cual correrá con el gasto de imágenes satelitales y un sistema de teledetección durante los próximos tres años. Al término de ese tiempo, se espera haber reducido el impacto de la deforestación, los delitos relacionados con el uso de la tierra, entre otros aspectos.

Lea también: El envase define la calidad

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR