Hasta $100 millones se perderán por contrabando de café

FlorC

Fuga de 700,000 a un millón de quintales del aromático se van hacia Guatemala y Nicaragua

San Pedro Sula. A pesar que el precio internacional de café se disparó a $135.95 hace dos días, las bajas anteriores, aunado a la poca producción, han propiciado el contrabando de café hondureño hacia Guatemala y Nicaragua.

Las autoridades del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) estiman que de la cosecha 2013-2014 se podrían fugar de 700 mil a un millón de quintales.

Miguel Pon, gerente de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh), afirma que las pérdidas por el tráfico del grano podrían ascender a $100 millones.

Según el empresario, al 31 de enero se han exportado 1.25 millones de quintales, lo que representa un 23% menos en relación el año pasado. Por estos envíos se generaron en divisas $147.9 millones.

Para el final del ciclo productivo 2013-2014, Adecafeh proyecta que las exportaciones cerrarán entre 4.5 y 5 millones de quintales, lo que significa una reducción de 700 mil quintales respecto de la cosecha anterior y un valor muy inferior al previsto por el Ihcafé, cuya dirigencia es optimista al establecer una meta de 6 millones de quintales.

Por ese rango de exportación se esperan ingresos por $600 millones, dependiendo del movimiento de los precios en la bolsa de New York. Este monto significa también casi $200 millones menos que lo percibido por la cosecha anterior.

“El movimiento en los beneficios de las exportadores ha sido muy irregular y es notorio que se ha comercializado menos café que el año pasado. Se esperaba que desde mediados de enero se normalizara el flujo de café en los beneficios. Sin embargo, no ha sido así, y ya entramos en el quinto mes de la cosecha y en muchas regiones la recolección está disminuyendo”.

“Es evidente que las fincas no se han recuperado del impacto de la roya como muchos creían. Aún hay muchos productores en crisis, pues no recibieron apoyo para recuperar sus fincas y han bajado su producción hasta en un 50% o más. En su mayoría son pequeños productores los más afectados”, advierte Miguel Pon.

En este sentido, el empresario sugiere al Ihcafé que revise su pronóstico, ya que Adecafeh también forma parte de la junta directiva y ha informado de la situación.

Quieren ganar más

Con el afán de obtener mayores ganancias para amortiguar la poca producción que tuvieron, los cafetaleros prefieren vender el producto, sin intermediarios, a país cercanos.

“Es preocupante. Históricamente, se fugaba café para Guatemala, pero ahora también hay un buen porcentaje que sale hacia Nicaragua. Cuando se vende de esta forma los precios de compra son más altos, la ganancia para el productor es mayor. El problema es que en el país no se incentiva a los caficultores, pues se le retiene nueve dólares por un fideicomiso. Además, están las nuevas cargas tributarias, el incremento en los precios de los combustibles, insumos, entre otros”, declaró el dirigente exportador.

Los empresarios del sector cafetalero y los productores aseguran que el contrabando del aromático se ha convertido en un secreto a voces, por lo que piden a las autoridades tomar medidas al respecto.

“Están saliendo muchos camiones de café con destino a países vecinos sin que nadie actúe, ninguno es exportado por nuestras compañías. Esperamos que las autoridades de la Policía Nacional y de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) hagan algo para controlar esta situación”, dice Pon.

El café es el primer producto agrícola hondureño de exportación y el tercer mayor generador de divisas para el país.

Pagan $150 en contrabando

Asterio Reyes, presidente de Ihcafé, coincide también en que las cifras de exportación se podrían ver seriamente afectadas por el tráfico ilegal de café.

“Han reportado que hay fugas grandes de este producto en Copán y Santa Bárbara. Por eso aunque se logre recolectar los 6 millones de quintales, la comercialización bajará. Los exportadores estiman que se podrían perder de 700 mil a un millón de quintales”, advierte Reyes.

Armando García, administrador de la hacienda Montecristo en Santa Rosa de Copán, cuenta que mucho del producto que se corta en la zona se va en contrabando. “Vienen muchos extranjeros a ofrecer mejor precio por el café”, manifiesta.

Exor Hernández, técnico agrícola del Ihcafé, indican que los extranjeros están comprando el quintal a 150 dólares como precio mínimo. “Incluso la comunidad cafetalera se verá afectada, porque el dinero que recibe el Ihcafé y el Estado es devuelto en ayudas para los productores”, agrega.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR