Honduras dará el gran salto a la agricultura de última generación

Editorial ProAgro

Todo está previsto para que Honduras dé el gran salto a la agricultura de última generación, a fin de superar los problemas generados por el cambio climático y la caída en el precio de algunos productos a nivel internacional.

La agricultura semitecnificada se está viendo afectada por los abruptos cambios climáticos e inviernos atípicos que se registran en Honduras y la región desde hace años. A esto se suman las plagas y enfermedades que impiden producir con las tres “C” que piden los mercados locales e internacionales: calidad, cantidad y constancia.

Honduras tiene enormes ventajas para potenciar el agro, entre ellas la posición estratégica en el trópico, más de 12 horas de luz solar, acceso a los dos océanos, modernos puertos con terminales de granel y distancias para llegar en dos horas (por vía aérea) al principal mercado de consumo (Estados Unidos).

De estas ventajas se puede obtener un mayor beneficio si se aprovecha el gran momento del agro para dejar atrás la agricultura tradicional y los sistemas convencionales de siembra. En ese sentido, en los últimos cinco años ya el país ha avanzado en nuevos esquemas de financiación para el agro, construcción de sistemas de riego a gran escala y asistencia técnica de primer mundo.

Lea además: Banco estatal hondureño ofrece crédito millonario para cafetaleros

Las cosechadoras de agua han permitido a los grupos de productores obtener entre tres y cinco ciclos de cosecha por año, ayudando así a mejorar los ingresos y reducir la migración irregular. Para que sean más eficientes, las cosechadoras deben ser parte integral de toda la cadena productiva, es decir, cuidar el afluente, garantizar el suministro a la laguna, tecnificar el sistema de riego y mejorar los cultivos, garantizar un mercado seguro y finalmente llevar alimentos de calidad y al menor precio a la mesa de cada hondureño.

La estrategia del presidente Juan Orlando Hernández avanza en esta ruta y con ese fin viaja a España, a fin de traer la experiencia de Almería en la producción de alimentos con técnicas de primer mundo. Toda esta experiencia, más la obtenida de la asistencia con el Estado de Israel, pondrán a Honduras a la vanguardia de los cultivos inteligentes y sostenibles.

Campo sembrado

Durante esta gira de trabajo también se dialogará con los grandes importadores de café del mundo para pedir un trato preferencial para Honduras. Se aprovecharán los encuentros con grandes compradores de café para pedir precios justos.

Puede leer: Banco Mundial anuncia financiamiento de US$150 millones para productores hondureños

En la actualidad el quintal de café se cotiza entre US$95 y US$105, cifra muy inferior a los más de US$140 que se han pagado en cosechas anteriores. El café es vital para la economía ya que representa más de 5% del PIB nacional y más del 30% del PIB agrícola.

Este rubro genera divisas por más de US$1.000 millones y genera más de un millón de empleos rurales. Además, 100.000 familias viven del grano, siendo atendidas a través de financiamientos blandos para ayudarles a superar la crisis de precios bajos.

Y es que, sin lugar a dudas, la agricultura es uno de los rubros más importantes de Honduras, ya que el país es un exportador neto de alimentos. El país posee unos 2,7 millones de hectáreas de tierra cultivables (4 millones de manzanas), es decir, 24% de la superficie terrestre a nivel nacional es propicio para el agro. De manera que, de concretarse las proyecciones, en breve Honduras dará el gran salto a la agricultura de última generación y resurgirá como el granero de Centroamérica.

Más: Taiwán dona US$3 millones para mejorar escuelas agrícolas de Honduras

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR