Icafé urge fertilización de cafetales en Costa Rica para enfrentar El Niño

Soy DIgital

Hay posibilidades de que el invierno en el país se acorte y el verano próximo se prolongue, por lo que se urge a los caficultores a aprovechar las lluvias de este año.

Ante la amenaza del fenómeno del Niño (reducción de precipitaciones), la Gerencia Técnica del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) está urgiendo a los caficultores a aprovechar las lluvias de este año para realizar la tercera fertilización, pues el invierno podría acortarse y el verano próximo alagarse.

La posibilidad de que el fenómeno de “El Niño” se desarrolle a partir de la segunda quincena octubre o inicios de noviembre de 2018, podría ocasionar una salida anticipada de la época de lluvias del presente año y un retraso en el inicio de las mismas en el 2019.

“Ante este posible escenario, es importante que los cafetos estén vigorosos y con las reservas necesarias para soportar este período de estrés mediante una adecuada fertilización. La última fertilización del año resulta de vital importancia para que las plantas presenten una mayor retención foliar durante el período seco, así como una mejor floración y cuaje de frutos”, dijo el Ing. Víctor Chaves, Coordinador del Programa de Nutrición Mineral del Icafé.

Lea además: Cafetaleros podrán invertir en tecnologías a favor del medio ambiente

Con base en esta previsión, la última fertilización debería aplicarse en la tercera semana de octubre (19-23 octubre) en el caso del Valle Central, Occidente y Los Santos; y en la segunda semana (12-16 octubre) en las áreas cafetaleras de Guanacaste tradicionalmente más afectadas por la sequía.

Los técnicos del Icafé recomiendan aplicar un fertilizante con alto contenido en nitrógeno, con preferencia del Nitrato de Amonio (33,5% N) sobre la urea (46% N), ya que el primero es menos propenso a perderse por volatilización cuando hay períodos secos posteriores a la aplicación del fertilizante.

La dosis debe estar en función de la producción esperada: para lotes con cosechas de 20, 40 y 60 fanegas por hectárea el Icafé sugiere, respectivamente, 50, 70 y 90 kg N/ha que equivalen respectivamente a 3,3; 4,7 y 6,0 sacos (45 kg) de Nitrato de Amonio por hectárea.

Puede leer: Costa Rica lista para certificar su café con sello ambiental

En los años afectados por “El Niño” ocurren lluvias durante la segunda quincena de octubre, lo que ayuda a mantener por más tiempo el reservorio de agua en el suelo antes de la disminución paulatina a partir de los primeros días de diciembre que propiciará el estrés hídrico en la planta hasta el regreso de las lluvias que inducirán la apertura de las flores.

Durante los años de la “La Niña”, usualmente la reserva de agua se mantiene a máxima capacidad durante la época de lluvias y su disminución inicia a partir de los primeros días de noviembre. Por el contrario, en los años del “El Niño” la reserva de agua no se alcanza a plenitud y es frecuente que disminuya a partir de la segunda quincena de setiembre.

El informe fue preparado los Ingenieros Víctor Chaves Arias, Vanessa Rojas Herrera y Miguel Barquero Miranda de la Unidad de Investigación de la Gerencia Técnica del Icafé.

unnamed

Le puede interesar: Hijos de indígenas recolectores de café con cuido integral en zona sur de Costa Rica

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR