Jugo de rastrojo de piña: una excelente fuente de energía renovable

Geraldine Varela

La Universidad de Costa Rica realizó un estudio en donde determinó que el jugo de rastrojo de la piña tiene un alto potencial para producir electricidad y calor por medio de biodigestión anaeróbica

Una reciente investigación de la Universidad de Costa Rica demostró que el problema de los residuos del cultivo de la piña es una oportunidad para la generación de energías limpias, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y para reducir la contaminación.

Los investigadores Dr. Werner Rodríguez Montero, el M.Sc. Carlos Saborío Víquez y el Ing. José Alberto Miranda Chavarría, indagaron sobre el potencial del rastrojo de piña para la biodigestión anaeróbica, una tecnología madura que permitiría a los productores de piña producir biogás, un biocombustible a partir del cual podrían generar energía calórica o energía eléctrica para abastecer sus plantas procesadoras e inyectar energía a la red bajo el esquema de generación distribuida.

Además: Destinan US$500.000 a la producción de piña

La investigación, que culminó en marzo de 2018, concluyó que el potencial de generación de energía del rastrojo de la piña puede considerarse como muy alto. 

Dentro de los datos más relevantes están la productividad de biogás del jugo de rastrojo de la piña a razón de 189.5 litros por kilogramo de sólidos volátiles, la calidad del biogás (67 % de metano) y la capacidad de producción de energía eléctrica con un generador apropiado

De acuerdo con los cálculos preliminares, a escala industrial, una pequeña planta de biogás alimentada con jugo de rastrojo podría producir 7000 o 8000 kWh de energía. Lo anterior implica que ese biogás permitiría a los productores generar alrededor de 2500 a 3000 kWh por día de energía eléctrica para abastecer una planta enfriadora de piña, así como alimentar otros equipos, como secadores y motores eléctricos para las bandas de empaque.

Lea también: La dulzura de la piña panameña llega a Dubái

Con esta propuesta, que contó con la colaboración de la Cooperación Española y el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN), la Estación Experimental Agrícola Fabio Baudrit Moreno pretende transformar el problema de los residuos del cultivo de la piña en una oportunidad para la generación de energías limpias y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR