La modernidad tocó al azúcar

Soy DIgital

El Ingenio La Cabaña ha diversificado sus negocios, desde la producción de azúcar para la exportación y el mercado local hasta la generación de energía eléctrica y agua potable.

La empresa salvadoreña Ingenio La Cabaña S.A., de El Paisnal, San Salvador, trabaja la caña de azúcar para producir azúcar, mieles, alcohol y hasta energía eléctrica. 

La compañía nació aproximadamente hace seis décadas como una empresa familiar; tras un proceso de nacionalización pasó a formar parte del Estado durante 15 años, etapa en la que incrementó su capacidad de molienda hasta 4.000 toneladas diarias de caña, con una producción de 800.000 quintales por zafra.

Volvió a privatizarse años después, incrementando su capacidad nominal de molienda a 6.000 TC por día, con una producción de más de 1.500.000 quintales de azúcar. En el 2006 inició la reactivación de su planta de alcohol, logrando en la zafra del 2007 y 2008 una producción de 9.400.000 litros de alcohol.

Lea también: El Niño fue el verdugo de los cañeros

Ingenio La Cabaña elabora y comercializa productos energéticos; brinda servicios agrícolas y asesoría a los productores de caña, así como la logística de corte, alza y transporte; administra la energía eléctrica para todos sus usuarios internos y externos; y dirige todos los procesos de mantenimiento eléctrico que se realizan. Además, genera su propia agua potable y fabrica alcoholes, entre los que destaca la marca de Ron Cihuatán.

La empresa tiene como desafío perder el menor tiempo posible por fallas de equipos, y enfocarse durante la zafra en las metas de producción, exportación de energía y cumplir con la fecha de finalización del mantenimiento anual.

El ingenio contaba con un inversor de frecuencia de baja tensión y tecnología con 15 años de antigüedad, generando problemas para cubrir una temporada de producción o zafra, e incurriendo en gastos de repuestos que al final quedaban en el almacén en calidad de obsoletos.

Lea también: Exportación de azúcar dejará unos US$70 millones en divisas a Honduras

La operación del Ingenio La Cabaña producía pérdidas en toda la cadena de procesos directos e indirectos, afectando desde el productor de caña y los rozadores, hasta los transportistas y los negocios de comida, entre otros. Asimismo, estas pérdidas preocupaban a la administración y a los inversionistas, y generaban estrés en los técnicos y el personal operativo.

Debido a eso, el variador de media tensión ATV1200, de Schneider ElectricTM, se implementó en el molino de Caña No. 3 del ingenio. Ahora, se cuenta con un equipo que no para en caso de falla y opera al 100% durante la temporada de producción; con un arranque suave y flexible para variar la velocidad; soporte técnico post venta y ahorro en el consumo energético. El sistema está integrado por un centro de control de motores con un variador de velocidad, control de arranque en cascada.

El Ingenio La Cabaña es protagonista de la industria azucarera centroamericana; cuenta con 434 accionistas y alrededor de 882 productores.

Lea también: Industria azucarera dominicana prueba el dulce sabor de certificarse

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR