La palma muda su piel

Soy DIgital

Jabones y vitaminas son las nuevas variedades de productos que está ofreciendo el sector palmero para no depender de las variaciones del mercado internacional.

Fany Alvarenga 

La variación del aceite de palma en el mercado internacional ya  no será un dolor de cabeza para los productores de palma aceitera quienes están mudando la piel de sus cultivos para lograr otro tipo de productos.

Algunas de las novedades se desarrollan en Honduras y Guatemala, donde la industria apuesta a producir jabones, detergentes y hasta vitaminas.

De la palma aceitera se puede producir alrededor de 300 productos y subproductos pero cabe resaltar que  ninguno de los países centroamericanos está aprovechando todas estas oportunidades.

En Honduras, apenas  se producen unos 9 y 10 productos derivados. En Guatemala, una de las compañías que está liderando el mercado es Las Palmas, S.A., que menciona como uno de los nuevos productos con éxito en el mercado, el jabón de tocador derivado de la viruta de palma.

Adalberto López, gerente de la compañía Las Palmas, explicó que la viruta de la palma normalmente es importada  desde mercados lejanos como Indonesia y Malasia, y la idea de desarrollar el producto es aprovechar primero el mercado interno al reducir los costos a las empresas que elaboran jabones a partir de la viruta y que deben importar contenedores desde el mercado asiático.

Solo esta compañía maneja un volumen de producción mensual de 30 toneladas para el consumo local, aunque sus plantas tienen capacidad para producir mucho más por eso, quieren lograr la exportaciones del producto a más tardar en 2017.

“La idea que tenemos es convertirnos en una opción para que a nivel de la región nos puedan comprar por tonelada y movilizar en producto en cualquier tipo de flete (consolidado), esto beneficiaría a las fábricas de jabón porque ya no tendrían que comprar fuera el contenedor de virutas y esperar 45 días de tránsito”, señaló el gerente.

La viruta es elaborada con estearina de palma y aceite de palmiste, es un producto principal para elaborar productos de tocador. Esta empresa tiene la capacidad de trabajar unos 850 a 1.000 kilos por hora y en el país solo otras dos compañías están trabajando con este producto con una capacidad menor.

Según Susana Siekavizza, directora Ejecutiva de la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma), las cifras de producción de palma sobrepasan las 350.000 toneladas métricas y este país es el más productivo, porque produce 6 toneladas métricas de aceite crudo por hectárea, mientras que otras naciones registran alrededor de 3 o 4 toneladas.

“Hay varios factores que han logrado estas estadísticas por ejemplo, la ubicación geográfica que tiene Guatemala y la calidad que se logra gracias a las buenas prácticas agrícolas que practican las empresas palmeras”, aseveró la empresaria.

Jabones

Otro de los productos que se trabaja en Guatemala es la línea de jabones de origen vegetal D’ palm cuya ventaja es que se fabrica con la grasa vegetal de la palma que resulta ser más biodegradable.

Este producto contiene algunos aditivos que le dan a los producto suavidad, espuma y cremosidad a la hora del baño.

Actualmente se producen unas dos toneladas al mes. Por otro lado, también se producen jabones en polvo ecológicos K-1 que no contienen fosfato y son parecidos a los detergentes pero que necesita un poco más de tiempo para disolverse. Al carecer de fosfato no contaminan el ambiente como un detergente químico. “Este producto lo tenemos como un nicho de mercado dirigido para la gente que le gusta el tema ecológico”, dijo López. Actualmente de este producto solo se produce una tonelada.

Otras opciones

Por otro lado para fortalecer la alimentación animal, en el país está en etapa de desarrollo un suplemento alimenticio para ganado o grasas sobrepasante que es bien conocido en otros mercados como el mexicano. Las ventaja de la grasa sobrepasante es que pasa intacta en los primeros 3 estómagos de los rumiantes y es absorbida en el cuarto estomago. Al ocurrir esto el ganado gana más peso y tiene mayor producción de leche.

Vitaminas

En el caso de Honduras los nuevos productos apuntan a extraer componentes tocoferoles y tocotrianoles que tiene el aceite de palma para fabricar vitaminas. Victor Iscoa, Secretario técnico Cadena Palma Aceitera, señaló que en este año arranca la planta donde se va a extraer a granel estos componentes que traerán un importante impacto a la economía de la nación.

Una de las empresas cuya producción comenzará es Corporación Industrial de Sula (Coinsu) que tiene una planta con capacidad de producción de 40.000 toneladas métricas de aceite crudo. “La

primera etapa es para producir la base de vitaminas que se venderán como materia prima para enriquecer otros productos como la leche, harinas y pan. La planta no va a producir cápsulas, sino los componentes para vender por kilo”, aclaró Iscoa.

El color anaranjado rojizo que tiene el aceite crudo de palma y la fruta en sí, es el indicativo de lo rica que es la fruta en este tipo de antioxidantes, y de hecho, se considera como el segundo producto natural después del achiote en tener tan altos niveles de antioxidantes. En total de la producción que se logre este año dependerá de la disponibilidad de materia prima, porque de una tonelada de aceite crudo se puede extraer apenas un kilo de estos componentes y aunque la producción de Honduras de calculan 450.000 toneladas de aceite de crudo, “no se podría hacer una proyección porque la planta no tiene esa capacidad”, dijo Iscoa.

Los planes de los productores hondureños son extraer los componentes más fuertes, conocidos como escualenos. Además, el siguiente paso en Honduras es desarrollar productos directos de las palma, por eso desde ya evalúan probabilidades para hacer cremas con el aceite de almendra, bases para maquillaje, cremas de helados, cremoras para el café, entre otros.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR