Las nuevas tecnologías de la zafra

Soy DIgital

Los ingenios azucareros aplican nuevas herramientas y modelos para optimizar sus procesos en vista de los retos a los que se enfrentan por la caída del precio.

Amafredo Castellanos con aportes de Karla Aguilar y Geraldine Varela

Ante el panorama que vive el sector azucarero centroamericano en el que experimentó la caída de los precios del azúcar, ahora más que nunca, está tratando de aprovechar mejor sus recursos y evolucionar hacia modelos más eficientes de producción, muchas veces con apoyo de nuevas tecnologías.

El aprovechamiento de las opciones que ofrece la agricultura de precisión, el uso de equipos de radiocomunicación aplicado a procesos específicos en esta agroindustria, los sistemas de monitoreo y evaluación para una correcta estrategia de riego, además del estudio permanente de los suelos para su adecuada nutrición y reposición y, por supuesto, el conocimiento sobre las nuevas tecnologías para el combate a las malezas y plagas, son algunas de las herramientas a las que apuesta la industria azucarera centroamericana frente a los desafíos.

En términos de producción azucarera, el fin buscado por los ingenios es asegurar el mayor tonelaje posible por hectárea de cultivo. De eso depende la rentabilidad, pero para ello primero deben asegurar el mejor sistema de riego y el aspecto nutricional del cultivo, además del manejo que se le da en el campo al producto para alcanzar los volúmenes de azúcar que esperan, explica Julio Soto, gerente para Guatemala de Agritec, la plataforma de servicios de tecnología agrícola de Disagro.

Puede leer: Agroindustria es clave para alcanzar carbono neutralidad

Cómo, dónde y cuánto regar

La experiencia de la compañía se basa en tecnología de monitoreo y que consiste en procesos de riego en los que se monitorea la cantidad de agua que hay en el suelo, a partir de lo cual se define qué cantidad de agua se debe aplicar en cada riego.

Para lograrlo se utilizan sensores que se colocan directamente en el suelo, capturan la información de la cantidad de agua que hay en el suelo y se traslada al ingenio o al productor el resultado del análisis que define cómo debe regar o cada cuánto debe aplicar, dependiendo del tipo de riego que esté manejando.

Según el ejecutivo, una estrategia para mejorar la productividad en cultivos de caña de azúcar debe comenzar por hacer más eficientes los sistemas de riego. Actualmente los ingenios utilizan sistemas diversos que van desde por goteo, micro aspersión, sistemas pivote, avance frontal y cañones.

También: Sistemas de riego: una ventaja para el agro regional

Explica que el de cañón es el menos eficiente y el de goteo es el más eficiente, aunque advierte que “hay un tema de costo que determina el que optan por utilizar”. En este sentido, considera que “hay que definir el balance ideal, considerando los costos”, puntualizó.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR