Más de 550 productores artesanales de quesos son capacitados

Soy DIgital

Se pretende que la elaboración de queso artesanal cumpla con la normativa sanitaria y su consumo sea seguro para la población.

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de Costa Rica ha capacitado a más de 550 productores artesanales de queso con el objetivo de que su producción sea de calidad, segura para el consumidor y un negocio rentable. Las capacitaciones se han llevado en la región Huetar Norte, Brunca y Caribe de la mano del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y otras instituciones, asociaciones y cámaras del sector privado.

En las actividades, los productores aprenden sobre buenas prácticas de manufactura e inocuidad, principios higiénicos y tecnológicos para la elaboración de queso fresco, la importancia de la pasteurización, el empaque y el etiquetado de los productos, entre otras prácticas. En el país, Senasa tiene censadas un total de 312 queseras artesanales. La capacitación realizada en los últimos dos años se ha distribuido así:

  • Región Brunca. Han participado 120 personas dedicadas a esta actividad de comunidades como Barú, Savegre, San Isidro, Pejibaye, Platanares y Páramo.
  • Región Huetar Norte. En coordinación con el INA, se brindó un taller en buenas prácticas de higiene en la producción de quesos, en el que participaron 192 productores de Los Chiles, Venecia, Venado y Guatuso.
  • Zona Caribe. Un total de 241 en lo que va de este año.

Le puede interesar: Aumenta contrabando de queso nicaragüense en Costa Rica

Algunas de estas queserías recibieron también recursos para mejorar equipamiento. “Buscamos dar a los pequeños productores herramientas para que continúen con su actividad, que su producción cumpla con la normativa sanitaria y sea segura para el consumidor. Además, generar mercados para comercializar los productos lácteos y así abrir opciones económicas viables para las familias”, comentó Federico Chaverri Suárez, director general del Senasa.

Agregó que la estrecha colaboración entre entidades permite una mejora continua con sistemas de producción inocuos que le garantizan al consumidor un producto de calidad y a las familias productoras les provee ingresos sostenibles.

La producción artesanal de quesos en Costa Rica alcanza niveles importantes, ya que representa una forma de consumo indirecto de leche, además, su tecnología es accesible y su valor nutritivo alto. Este plan de capacitación y mejoras se extenderá a las queseras artesanales de Guanacaste, Orotina y Esparza.

Además: Quesos Turrialba busca su denominación de origen

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR