Mejoramiento de semilla de maíz benefició a productores lecheros

Raquel Fratti

Productores de lácteos en Costa Rica lograron superar obstáculos en su producción y ahora están a punto de abrir su propia fábrica, ¿cómo lo lograron?

Los asociados de la cooperativa CoopePuriscal R.L., de la región de Puriscal, en Costa Rica, tenían dos graves problemas en su producción de lácteos: la sequía imperante en la zona y el alto costo de los concentrados para el ganado, además de ser importados y de difícil acceso.

Es por ello que surge el proyecto Mejoramiento genético de la semilla del maíz amarillo, un esfuerzo conjunto entre la cooperativa y el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop). Con este proyecto en CoopePuriscal se estarían beneficiando alrededor de 1.200 asociados y aproximadamente 25 familias de la zona.

“Se realizó un mejoramiento de la semilla de maíz amarillo con tal de que ellos pudieran usarla como complemento de la alimentación del ganado, con un altísimo valor nutricional a precio mucho mejor del que pagaban por los concentrados. El resultado fue una producción de mayor calidad de la leche y sus derivados, y también un mejoramiento de la condición económica de los asociados, porque implicó un ahorro”, explicó Rónald Fonseca, director ejecutivo del Infocoop.

Lea también: Cooperativas son generadoras de empleo en el sector agropecuario

El propósito del proyecto es disponer de un sustituto o complemento en la alimentación del ganado, que sea de un alto valor nutricional y a un precio mucho menor que los concentrados; además de mejorar la alimentación del ganado, lo que se traduce en mejor producción de leche y valor a sus derivados.

Este proyecto ya está en su fase semi-comercial donde ya los asociados están cultivando la semilla. Infocoop realizó un estudio de mercado para visibilizar la necesidad de producción de lácteos de Puriscal, en el que demostró que este tipo de proyectos son viables en la zona.

Posteriormente se realizaron estudios legales y técnicos. Mediante un financiamiento otorgado por el Infocoop así como recursos de otras instituciones se concretó la compra del terreno y la construcción de la planta de lácteos, la cual se inaugurará a inicios de 2017 con el objetivo de industrializar quesos, yogurt y natilla con una marca propia, a la altura de los estándares requeridos en calidad y cantidad.

Lea también: Pacientes psiquiátricos utilizan la agricultura como forma de inclusión social

Entre los beneficios para CoopePuriscal están el diversificar su giro empresarial; dinamizar la economía local con un enfoque asociativo; generar puestos de trabajo y hacer partícipes del desarrollo local a los asociados dueños de pequeñas lecherías.

Solo esta cooperativa trabaja el tema del maíz con Infocoop por el momento, pero valoramos la posibilidad de extenderlo a cualquier otra que esté interesada”, añadió Fonseca.

El programa “Agrocadenas de Valor”, implementado por el Infocoop, pretende brindar atención integral a las cooperativas. Se identifica un valor agregado cuando el resultado del proceso es una innovación, ya sea a nivel de tecnología, proceso productivo, transformación cultural o mejoras a nivel organizativo.

Lea también: ¿Cómo hacen las cooperativas agrícolas para enfrentar la crisis económica?

“Analizamos las etapas de preproducción, producción, acopio y mercadeo para ver oportunidades de innovación en la cooperativa y de cómo generar un valor agregado a sus productos mejorando la organización y el proceso productivo para que la empresa se fortalezca”, indicó el jerarca de Infocoop.

Otros proyectos del programa se llevan a cabo con CoopeCacao, en Upala, donde productores de cacao tienen el sueño de exportar a Europa y para ello se les ha ayudado a superar algunas plagas que venían afectando su producción y a cumplir con los estándares propios que se requieren para competir en el mercado internacional; así como con CoopeCañera, en San Ramón, donde se busca cómo aprovechar el forraje de la caña para generar algunos otros productos.

“Aquí ha habido un esfuerzo conjunto entre Infocoop, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), las universidades públicas y el Incae Business School, donde buscamos cómo llevarle a las cooperativas alejadas del país, herramientas tecnológicas para mejorar su funcionamiento”, concluyó Fonseca.

Lea también: Crisis en cultivo de papaya los impulsó a crecer

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR