Nuevos esfuerzos buscan fortalecer caficultura guatemalteca

Soy DIgital

La Anacafé creó una política basada en el ambiente y el cambio climático, además, con ayuda internacional dio apoyo a pequeños productores.

La Asociación Nacional del Café (Anacafé) dio a conocer la Política de Ambiente y Cambio Climático que creó junto con la USAID para dar respuesta a una serie de aspectos sobre la actividad productiva del grano y frente al retroceso del producto al término de este año.

El objetivo es volver más competitivos a los productores y ayudar a minimizar el impacto del cambio climático, es decir que las emisiones de carbono sean más bajas mediante tecnología que beneficie el crecimiento económico.

Indicó que hay múltiples tecnologías que posibilitan la reducción de emisiones y mejorar las condiciones de la economía del país en especial el área rural. Para el café hay 305.000 hectáreas de cultivos, de las cuales hay unas 29.000 bajo sombra en el stock.

Lea también: Sector de vegetales guatemaltecos va en aumento

El análisis de la información recolectada, a partir de variables meteorológicas y temperatura ambiente, permitió disponer de abundante información para definir cuáles son las mejores prácticas agronómicas.

La política contempla cuatro ejes: adaptación y mitigación al cambio climático, cumplimiento de la legislación ambiental nacional e internacional, gestión integral de recursos hídricos vinculados al café y conservación y manejo sostenible de la biodiversidad en el sector café.

En otras actividades, Anacafé firmó un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo-Fondo Multilateral de Inversiones para el desembolso de US$12 millones que mejoren las condiciones económicas de pequeños caficultores de Huehuetenango, Alta Verapaz, Chiquimula y San Marcos.

Lea también: Fortalecen el sistema fitosanitario de Guatemala

Resiliencia al cambio climático, acceso al mercado financiero y a fondos financieros, es lo que esperan ambas entidades que tengan los productores por medio de la alianza público-privada que representa una nueva generación de proyectos para la renovación de las industrias financiera y del café.

En el transcurso del año, el sector ha experimentado importantes lanzamientos enfocados en la política laboral a fin de reducir el trabajo infantil, las buenas prácticas y la responsabilidad con las comunidades.

Lea también: Tres peticiones de los cafetaleros al Estado guatemalteco

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR