Los desafíos del agro-márketing digital en tiempos de Agro Millennials

Mariano Larrazabal, manager de Bialar, especializados en consultoría en Marketing Agropecuario

Los Agro Millennials son la generación a la que intentan acercarse todas las marcas agroalimentarias. La generación de Agro Millennials define a los que nacieron aproximadamente entre 1981 y 1995, jóvenes entre 20 y 35 años que forjaron su adultez con el cambio de milenio. Los Agro Millennials son la futura generación de consumidores y usuarios, un mercado objetivo que posee diferentes necesidades, características, inquietudes como demandas que se tornan claves visionar por parte de las empresas agroindustriales.

Los Agro Millennials no siguen las pautas de sus padres ni madres, rompen con lo establecido, son digitales por naturaleza, multipantallas y multidispositivos. Viven en red buscando experiencias visuales y consumen un amplio contenido. Muestran interés en el medio ambiente, compromiso social y el entorno donde habitan. Exigen un toque humano de las marcas. Son una generación netamente móvil y poseen un comportamiento multitasking y en muchos casos, sus reacciones son impredecibles, no poseen un comportamiento lineal ni homogéneo.

Actualmente, en Latinoamérica aproximadamente un 30% de la población es millennial. En España, habitan más de 9 millones y medio de jóvenes, más concentrados en el grupo de edades de 30 a 34 años. Las estimaciones marcan que para el 2017, los millennials serán el grupo de consumidores más grande a nivel mundial, y representarán el 50% del consumo del mundo. Son el pilar más fuerte para la industria del consumo. ¿Tu empresa en que está pensando?

Lea también: Claves para hacer crecer un negocio

Es el momento donde las empresas agroalimentarias deben ser estratégicas y reflexionar. Según la proyección de la consultora Deloitte, en 2025 los millennials representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo. Para los Agro Millennials, las redes sociales no son sólo un medio de comunicación, sino una parte de su vida social.

Utilizan nuevos lenguajes en la red. Emoticonos y memes. El lenguaje visual está inoculando la conversación digital. Los emoticones son un lenguaje popular, universal e intergeneracional. Después de un meme. Ya nada será lo mismo. Crecen en Internet, tienen fecha de caducidad, son estrellas fugaces, viven en una meiosis permanente y son contundentes a la hora de transmitir una idea o generar entretenimiento.

Tengamos en cuenta en la actualidad, los Agro Millennials no solo consumen un amplio abanico de noticias, sino que también las producen y difunden. Es importante que las empresas agroalimentarias, tengan en claro que ya no alcanza solamente con producir vídeos, subirlos a una plataforma o red social, sino que los Agro Millennials están exigiendo contenidos profundos, con información y datos, sumando opiniones, casos reales y actuales, más observación e investigación permanente.

Le puede interesar: Carbono neutralidad al alcance de todos

Hay que buscar e indagar distintas maneras de capitalizar la inquietud de nuestro público objetivo y descubrir nuevos formatos innovadores.

Los Agro Millennials exigentes en la atención al cliente

Los chats online no solamente logran un mayor nivel de satisfacción respecto a otros canales, sino que se han convertido en la tranquera predilecta de los agro millennials.

Lee este dato: Un 60% de los Agro Millennials opta por usar el chat antes que comunicarse telefónicamente o enviar un email. Esto es debido a que adquieren una respuesta más ágil, rápida y eficiente, lo que se transforma en una acción de fidelización: una persona calificada que posee escucha activa y le brinda soluciones e información.

Tenemos que acercarle a nuestro cliente lo mismo que podría ver en nuestro negocio, fábrica o tienda. Alguien que te llame por tu nombre, sepa ya de tus intereses, algo personalizado.

Además: Los bosques sacian la sed urbana

Los Agro Millennials no conocen un mundo sin teléfonos móviles o internet, disfrutan de las interacciones en línea y mayormente prefieren comunicarse por medio de texto y realizar varias acciones al mismo tiempo y en especial de manera discreta.

Desean una respuesta instantánea a sus problemas, ya sea en redes sociales o por chat. Todo en vivo, en tiempo real. Requieren una experiencia online visual como si estuvieran en una tienda física, interacciones con imágenes y videos. Al correo electrónico lo consideran una herramienta de otra época, con un movimiento de caracol.

Si uno lo piensa, verdaderamente, tienen toda la razón del mundo. Las empresas agroalimentarias a veces tardan horas en mostrar algún signo de respuesta en las redes sociales, y si del correo electrónico hablamos, debemos llenarnos de paciencia para recibir alguna respuesta a los dos o cuatro días y luego generar un ida y vuelta desgastante.

Lea también: El proceso de los Econegocios

La accesibilidad de las marcas agroalimentarias para conversar de forma rápida y eficiente por medio de chat o de las plataformas sociales aportan valor y diferenciación. A tener en cuenta: Estamos hablando de personas que no se guían por los clásicos horarios comerciales de atención, valoran la personalización e interacciones frescas e creativas donde los “emojis” actúan como segundo idioma.

Si quieres darle valor a un cliente Agro Millennials, enfócate en la velocidad de respuesta. Crea, gestiona y haz crecer tu agroestrategia, sino los Agro Millennials saltarán el alambrado. Bríndales una voz guía en su experiencia, crea un compromiso a largo plazo.

Las empresas agroalimentarias deben mover el foco de las características del producto para volcarse de lleno a las experiencias del usuario, en términos de relación, comunicación y organización. Los agronegocios no son solamente servicios y productos. Son relaciones y la experiencia de compra tiene tanta significancia como la del propio producto. Hay que cruzar del CRM hacia el Social CRM.

Le puede interesar: Opciones para tecnificar la avicultura

La vida del campo desde una pantalla.

Los millennials son un grupo de 80 millones de personas en Estados Unidos y más de 51 millones en Europa. Cerca del 81% posee un perfil en Facebook y el 83% duerme con el móvil.

Un 78% de los millennials en Latinoamérica posee un teléfono móvil; un 37% una tablet; un 70%, un ordenador portátil; y un 57%, un ordenador de mesa, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Se podría inferir que son adictos al móvil, sienten una necesidad permanente de conectarse. Un 45 % reconoce no pasar un solo día sin su smartphone.

La demanda de los millennials está generando un crecimiento exponencial de las aplicaciones móviles. Ante este escenario, las empresas agroalimentarias deben edificar y desarrollar funcionalidades en sus aplicaciones móviles. Son sin duda, una herramienta de venta que potencia la experiencia de compra.

Tomado de Bialar Blog.

Además: La ciencia es clave para alimentar al mundo

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR