Planta agroindustrial de frutas tropicales de altura inicia funciones

Soy DIgital

El proyecto, que dará valor agregado a las frutas de la zona, se realizó gracias al trabajo articulado entre Inder, MEIC, ITCR, y la Cooperación Alemana.

La Guayabita del Perú es un pequeño árbol originario del Amazonas y cultivado por el valor de sus frutos comestibles. Se trata de una fruta exótica con propiedades muy particulares que la convierten en la materia prima perfecta para la producción de excelentes jaleas, mermeladas y otros derivados que se pueden comercializar e incluso exportar.

Por eso, varias instituciones apoyaron a un grupo de productores, quienes viven y cultivan esta y otras frutas tropicales de altura en el Asentamiento Campesino de La Estrella del Guarco, ubicado en San Isidro de El Guarco, Cartago, Costa Rica. Ahí justamente se levantó la primera planta agroindustrial de su tipo en el país, la cual dará valor agregado a sus producciones, abrirá oportunidades de empleo y mejorará la calidad de vida de sus habitantes.

La iniciativa beneficiará de forma directa a 36 pequeños productores asociados a Coope LaEstrella R.L, entidad que tendrá a cargo la planta. De forma indirecta, traerá beneficios para al resto de la comunidad, gracias a los encadenamientos productivos que se generarán. Se estima que tendrá impacto positivo en unas 400 personas.

Más información: Capacitan sobre aplicación de medidas sanitarias para el comercio agrolimentario

El proyecto se realizó de forma articulada entre el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC), Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) y la Cooperación Alemana. El Inder se encargó de dar en arrendamiento a la Cooperativa tres lotes ubicados en el Asentamiento La Estrella del Guarco, para la construcción de la estructura; la cual también estuvo a su cargo, con una inversión de US$378.787 de recursos propios. Al igual que los predios, la Planta será arrendada a la cooperativa.

Adicionalmente el ITCR desarrolló un programa para darle valor agregado a las frutas que se comercializarán desde la zona. Esta pretende constituirse en una experiencia piloto para ser multiplicada en otros asentamientos campesinos, bajo un enfoque de agro-negocios sostenibles.

El ITCR también realizó estudios de mercado, asesoría y otras capacitaciones. Adicionalmente, a través del apoyo de la cooperación alemana, se adquirió la maquinaria y equipos necesarios para el procesamiento de las frutas gracias a una inversión de US$27.997.

Le interesa: Estudio revela potencial para productos frescos y procesados en Noruega

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR