¿Porquerizas amigables con el ambiente? ¡Es posible!

Soy DIgital

La tecnología del biogás reduce la factura eléctrica y los malos olores. Porcicultores costarricenses dieron un paso adelante en el uso de estos sistemas.

Raquel Fratti

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) establece que en Costa Rica existen alrededor de 3 mil productores de cerdo, además la actividad tiene una tasa de crecimiento promedio del 6% anual, según el Consejo Nacional de Producción (CNP). El desarrollo de esta actividad no se ha visto exenta de polémica, pues algunas porquerizas han sido acusadas de contaminar y crear malestar en los vecinos por el mal manejo de los olores.

Por ello, siete empresas costarricenses productoras de cerdos implementaron soluciones tecnológicas de biogás. Esta tecnología utiliza como materia prima los mismos residuos de esos animales para el calentamiento de lechones, reduce en un 90% los malos olores y le brinda un uso sostenible a los residuos.

Granjas porcinas de Tacares y Sabanilla (ambos lugares en Alajuela), Turrialba y Pacayas (Cartago), Copey de Dota (San José), Cañas (Guanacaste), y Siquirres (Limón) implementaron el sistema, allí operan unidades de producción de tamaño muy variado, que oscila entre cincuenta y seis mil animales.

Puede leer: Viogaz obtuvo reconocimiento en Silicon Valley sobre tecnologías limpias

Las fincas pueden prescindir de la generación eléctrica tradicional porque emplea el biogás directamente como calor que es mucho más eficiente y además reduce costos de operación.

El desarrollo e implementación de los proyectos en estas siete granjas porcinas estuvo a cargo de la empresa costarricense Viogaz, encargada de montar los dispositivos para que el estiércol de los cerdos sea conducido a un biodigestor. El biogás luego es trasladado desde el biodigestor hasta la granja por medio de una tubería, pasándolo por un filtro para remover el sulfuro de hidrógeno (gas corrosivo). Luego el biogás es bombeado a los calentadores o criadoras.

José Rafael Sancho, productor de cerdos en Bajo 52 Millas de Siquirres de Limón, indicó que la finca ha logrado reducir en un 60% el pago de la factura eléctrica utilizando un sistema de biogás para calentar el ambiente de 100 lechones al mes.

“Por las condiciones del clima en la zona ocupamos que los animales estén en un ambiente de entre 25 y 30 grados centígrados durante las noches, para eso usábamos 90 bombillas que empleaban energía convencional que significaban un gasto mensual de $167, ahora con el uso de biogás ese costo bajó a $74, es decir, un 60 por ciento menos”, indicó Sancho.

Puede leer: Viogaz: un caso de éxito en energías limpias

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR