Presentan diagnóstico para una acuicultura sostenible en Costa Rica

Soy DIgital

Finalizó el primer diagnóstico que permitió identificar y definir las zonas acuícolas en todo el país.

En Costa Rica la acuicultura está casi totalmente dominada por la acuicultura de tipo continental de agua dulce, con énfasis en el cultivo de peces, específicamente de tilapia y trucha. Del 2012 al 2016, la producción de tilapia en pequeña escala, la pesca industrial y la producción de trucha en pequeña escala tuvieron un descenso.

Por otra parte, la producción de ostras en las zonas costeras, la de pargo de la mancha en jaulas de cultivo, y la producción de trucha en mayor escala, aumentó en los últimos 4 años. Estos datos se desprenden de un informe presentado por el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El estudio generó un inventario de la acuicultura existente en el país, y se establecieron las actividades y los productos existentes, dando origen a la creación de mapas con ubicación geográfica de los establecimientos acuícolas, y que pueden generar información básica de los diferentes sistemas de cultivo que a un futuro cercano permitirán planificar el desarrollo de la actividad.

Lea también: Producción acuícola se abre campo en la región latinoamericana

Gustavo Meneses, presidente ejecutivo del Incopesca, enfatizó en la necesidad de establecer una política de desarrollo de la acuicultura en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo Pesquero y Acuícola (PNDPA), mediante la utilización del Enfoque Ecositémico de la Acuicultua (EEA) recomendado por la FAO. Esta política de desarrollo permitirá atender las necesidades de los productores acuícolas según el tipo de producción e intensidad de sus actividades.

Se constató que Costa Rica requiere 83 mil toneladas métricas anuales entre pescado y mariscos para satisfacer las necesidades de los consumidores. Por lo tanto la política de desarrollo acuícola vendría a aprovechar estas oportunidades que ofrece el mercado, puesto que en la última década los desembarcos pesqueros, han disminuido de manera importante y la acuicultura emerge como una actividad que puede llenar este faltante de producto pesquero, ante una población creciente y cuyo consumo per cápita de productos pesqueros va en aumento.

Lea también: Primer diagnóstico en Costa Rica sobre actividad acuícola

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR