Productores de papa y yuca se benefician de innovaciones agrícolas

FlorC

Variedad de yuca con buenas características culinarias, papa más resistente y una trampa pegante están a disposición de pequeños productores de Guatemala, Nicaragua y Honduras.

Fabián Calderón, periodista, [email protected]

Costa Rica, 29 de abril, 2015. Los productores de yuca y papa de Guatemala, Nicaragua y Honduras utilizan nuevas variedades y aplican prácticas innovadoras en sus cultivos, gracias a un programa ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) junto con los institutos nacionales de investigación agrícola (INIA) de estos países centroamericanos.

El Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (Priica), financiado por la Unión Europea, apoyó en el 2014 la validación de la variedad de papa INTA–Karú en Nicaragua y la variedad de yuca ICTA-Izabal en Guatemala, así como una trampa pegante móvil para el control de la mosca Liriomyza sp. que afecta la producción papera en Honduras.

INTA–Karú presenta un mayor grado de precocidad, es moderadamente resistente a la enfermedad conocida como tizón tardío y es bastante resistente al virus del enrollamiento de la hoja (PLRV, por sus siglas en inglés). El uso de la trampa pegante para controlar la mosca minadora permite reducir costos de producción.

Por su parte, ICTA–Izabal muestra un alto rendimiento y una buena aceptación por parte del productor. Esta yuca tiene buenas características culinarias, pues se destaca por su tiempo de cocción, color blanco y buen sabor.

Estas innovaciones ya son aprovechadas por productores de pequeña escala en esos países, de acuerdo con Miguel Altamirano, coordinador del Priica.

En Centroamérica el programa ha apoyado la conformación de 24 consorcios locales de investigación e innovación tecnológica agrícola (Cliita), que en el 2015 continuarán validando prácticas y tecnología. Además, se evaluará su impacto económico con los productores y sus familias.

El programa ejecutado en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, pretende reforzar la seguridad alimentaria y nutricional de los pequeños productores a través de innovaciones agrícolas. Sus fondos ascienden a €5,6 millones de euros.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR