Productores ticos explorarán alternativas ante cambio climático

Maria Calero

Con la adopción de la agricultura climáticamente inteligente se podrá promover el aumento sostenible de la productividad, la adaptación y mitigación del cambio climático.

Productores y técnicos de la Dirección Nacional de Extensión Agropecuaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y de diversas instituciones del sector agropecuario, con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), explorarán alternativas mediante la aplicación del enfoque de agricultura climáticamente inteligente, productores y funcionarios.

El sector podrá identificar soluciones específicas según cada contexto, para impulsar el aumento sostenible de la productividad y los ingresos agrícolas, y de esta forma, aprovechar mejor los recursos naturales y fomentar una agricultura más eficiente.

Las soluciones planteadas deben ser analizadas según el contexto local y bajo este principio se realizarán diferentes talleres en todas las regiones estipuladas por el MAG en el país.

Le puede interesar: “E-Agricultura: una nueva herramienta al servicio de este sector”

Por su parte Octavio Ramírez Mixter, Coordinador Residente de la FAO en Costa Rica, señaló que la FAO introdujo el término de agricultura climáticamente inteligente debido a que la agricultura y el sistema alimentario deben adaptarse a los impactos del cambio climático, mejorar su resiliencia y aprovechar oportunidades de mitigación para poder alimentar de manera sostenible a una población en crecimiento.

Los efectos del cambio climático son una amenaza creciente para la seguridad alimentaria mundial, el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. El cambio climático altera las temperaturas, los ciclos de lluvias y consecuentemente afecta los períodos de producción de los cultivos.

Además lea: “Retos de la agricultura en un ambiente cambiante

La agricultura climáticamente inteligente promueve acciones para transformar y reorientar los sistemas agrícolas, mejorar la productividad y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en un clima cambiante.

Según Ramírez, los extensionistas adquieren un papel fundamental para transferir información y orientar a los productores en la toma de decisiones, para la aplicación de prácticas y tecnologías que promuevan una agricultura más sostenible y resiliente.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR