Proyecto midió carbono almacenado en manglares

FlorC

Turrialba, Costa Rica. Desde noviembre de 2011 y hasta enero de este año, con el fin de cuantificar y determinar el potencial de almacenamiento de carbono atmosférico que tienen los manglares se llevó a cabo, por [...]

Turrialba, Costa Rica. Desde noviembre de 2011 y hasta enero de este año, con el fin de cuantificar y determinar el potencial de almacenamiento de carbono atmosférico que tienen los manglares se llevó a cabo, por primera vez en el país, un proyecto de Medición de las Existencias de Carbono a Nivel de Ecosistema en el Humedal Nacional Térraba-Sierpe.

 Este innovador proyecto es desarrollado por el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), y cuenta con el apoyo financiero de la agencia de cooperación internacional GIZ, a través de su proyecto BIOMARCC.

 “Esta es la primera iniciativa a nivel nacional donde se mide el contenido de carbono en los suelos de los manglares. La única experiencia anterior que existe en esta línea solo cuantificó el carbono sobre el suelo, y no el de la totalidad de los componentes del ecosistema.

 Con base en esta experiencia, se espera colaborar con el establecimiento de una estrategia a largo plazo donde la mitigación al cambio climático se integre con otros servicios ecosistémicos, como regulación de mareas, santuario de biodiversidad y regulador de flujos hídricos, entre otros, a través de una estrategia de compensación por servicios ambientales, la cual beneficie a las comunidades que dependen del manglar para mantener sus medios de vida”, señaló Miguel Cifuentes, líder del proyecto e investigador del CATIE.

 De acuerdo con Cifuentes, los ecosistemas marino costeros pueden secuestrar hasta cinco veces más carbono que muchos bosques del mundo. Sin embargo, están siendo seriamente amenazados por conversión de uso, es decir para ser utilizados con otros fines como extracción de leña y cultivos, lo cual no solo afectaría las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, sino que aumentaría la vulnerabilidad de áreas y poblaciones costeras al embate de tormentas tropicales o aumento del nivel del mar.

 “El rol de los ecosistemas marino costeros, como herramientas de mitigación y como instrumentos para disminuir la vulnerabilidad y aumentar la capacidad resiliente de comunidades rurales, es un tema de relevancia mundial que no ha sido explorado de la misma forma que en ecosistemas terrestres”, mencionó Cifuentes.

 Iniciativa Blue Carbon

A partir de hoy y hasta el 24 de marzo, el proyecto de Medición de las Existencias de Carbono a Nivel de Ecosistema en el Humedal Nacional Térraba-Sierpe se encuentra participando en la reunión del Blue Carbon Scientific Working Group, en Costa Rica. Esta es una iniciativa relacionada con la capacidad de los ecosistemas marino costeros de almacenar carbono atmosférico.

 Durante esta reunión, como representante del CATIE, Cifuentes estará reportando los resultados de dicho proyecto, mostrando datos antes no disponibles, y promoverá el establecimiento de estrategias nacionales y regionales en el tema de carbono azul.

 El Blue Carbon Scientific Working Group es organizado por Conservación Internacional (CI) y cuenta con la participación de organizaciones como el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de los Estados Unidos y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) de Costa Rica, entre otras.

Fuente: CATIE

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR