¿Qué es la brucelosis?

Soy DIgital

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) explica en detalle cómo hacer frente a la enfermedad del ganado.

La brucelosis es una enfermedad contagiosa que afecta a los bovinos, porcinos, ovinos, caprinos, equinos, camélidos y perros. También puede infectar a otros rumiantes, algunos mamíferos marinos y al ser humano.

La enfermedad en los animales se caracteriza por la existencia de abortos o falta de reproducción. Es una enfermedad importante en la fauna salvaje, afectando al cerdo salvaje, el bisonte, el alce y la liebre europea. La presencia de un reservorio en la fauna salvaje complica la lucha por erradicar la enfermedad. También se han detectado en mamíferos marinos.

Los mayores niveles de incidencia se sitúan en Oriente Medio, la región Mediterránea, el África subsahariana, China, India, Perú y México. Actualmente, el crecimiento más agudo en número de casos se está registrando en países de Asia Central y Sudoriental. Se cree que varios países de Europa Occidental y del Norte, así como Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda, están libres del agente infeccioso.

Lea también: Sepa qué hacer ante el virus de la Tilapia del Lago

Por regla general, la brucelosis se transmite cuando un animal enfermo aborta. En los líquidos del parto de ese animal habrá una gran cantidad de bacterias, que pueden sobrevivir varios meses en el medio externo, especialmente en condiciones frías y húmedas, y siguen siendo infecciosas para otros animales, que se contagiarán al ingerirlas.

Las bacterias también colonizan las ubres y contaminan la leche. La brucelosis también puede transmitirse a animales y personas a través de heridas en la piel o de las mucosas.

¿Qué riesgos implica para la salud pública?

La brucelosis es una zoonosis extremadamente infecciosa para el ser humano, causante de una dolencia llamada a menudo fiebre ondulante o fiebre de Malta, pues fue descrita por primera vez en Malta en el decenio de 1850.

Además: Alerta por reciente brote de fiebre aftosa

El ser humano presenta síntomas tales como fiebre intermitente o irregular, cefalea, debilidad, sudor abundante, escalofríos, pérdida de peso y dolor general. También puede producirse la infección de órganos como el hígado o el bazo. Los veterinarios, granjeros y empleados de matadero están expuestos a la infección cuando manipulan animales infectados o bien fetos o placentas tras un aborto.

La brucelosis es una de las infecciones que más fácilmente se transmite en laboratorio, por lo que al manipular cultivos o muestras con gran número de bacterias, como el material resultante de un aborto, conviene observar estrictas medidas de seguridad. Las personas también pueden contagiarse al consumir leche no pasteurizada procedente de animales infectados.

Esta enfermedad es una importante causa de caída de la producción de ovinos, caprinos, bovinos y porcinos, lo que en países en desarrollo merma notablemente los medios de subsistencia de los productores.

brucelosis

Puede leer: Sepa cómo combatir el ácaro del chayote

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR