¿Qué hicieron estas agroempresas costarricenses para aprovechar mejor su actividad?

Editorial ProAgro

Al ofrecer un valor agregado, las agroempresas pueden sacar mejor provecho de sus productos.

A finales del 2017, el Consejo Nacional de Producción (CNP) de Costa Rica inició un proyecto para que agroempresas de la región Huetar Norte obtuvieran mejor provecho de su actividad dando valor agregado a sus productos. Uno de los participantes fue Sibaeli, una agroempresa familiar productora de cacao de La Cabaña de Katira de Guatuso que trabajó en el desarrollo de cacao untable con castañas.

En el 2017, el Consejo contrató los servicios del Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) de la Universidad de Costa Rica (UCR), con el fin de implementar un programa de desarrollo de productos con 12 organizaciones de la región, lo anterior como parte de las acciones de promoción del Valor Agregado Agropecuario en la Región Huetar Norte. La inversión fue de US$2,8 millones provenientes de una transferencia del MAG al CNP.

En el 2007, María de los Ángeles Elizondo Rodríguez y su familia decidieron sembrar cacao, ya que les iba mal con otros cultivos. Su esposo, Juan Carlos Sibaja Miranda, desarrolló el primer jardín clonal en la zona norte.

Lea además: Costa Rica presenta Plan Nacional de Cacao 2018-2028

“Al inicio vendíamos el grano verde pero no resultó, se empezó a secar y a vender seco, pero igual no resultaba, no pagaban calidad, no pagaban nada, estábamos cambiando oro por espejos, y para nosotros, una familia de parceleros de bajos recursos, era demasiado complicado vivir de una plantación de cacao con el precio que nos pagaban, entonces vimos la necesidad de dar valor agregado al cacao y ahí fue cuando empezamos a experimentar.” cuenta María de los Ángeles.

La agregación de valor implicaba formalizarse, empezaron por dar nombre al producto, el objetivo era que incluyera a toda la familia, y a una de sus hijas se le ocurrió combinar los apellidos Sibaja Elizondo (Sibaeli). Definieron su producto como un chocolate saludable, sin preservantes ni aditivos.

Familia Sibaja Elizondo

En la empresa familiar participan Luis Carlos Sibaja Elizondo, María de los Ángeles Elizondo Rodríguez, Juan Carlos Sibaja Miranda, Yerlin y María Elena Sibaja Elizondo (de izquierda a derecha en la foto).

Puede leer: Reconocen cacao costarricense a nivel internacional

En el 2013 iniciaron la venta de cacao puro rallado en paquetes y chocolates pequeños, los vendían entre familiares, amigos, conocidos y turistas que pasaban por su comunidad. El siguiente paso, en el 2015, fue la elaboración de barritas de 50 gramos, para lo que con esfuerzo compraron un molino conchador.

Sibaeli ha crecido poco a poco, continúa trabajando en el desarrollo de productos y hoy es el sustento de la familia y de otros parientes cercanos que contratan cuando aumenta el trabajo en la plantación y en la producción de chocolates.

En la plantación de Sibaeli se presentó el Plan Nacional de Cacao a finales de marzo, este plan tiene como objetivo incrementar la productividad de las plantaciones de cacao, bajo esquemas agroforestales, e impulsar el posicionamiento del cacao de Costa Rica en mercados internacionales. Esta estrategia atiende a 3.000 familias productoras.

Más: Buscan soluciones para reducir la presencia de cadmio en el cacao

Este artículo está clasificado como: , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR