¿Qué importancia tienen los musgos en la producción de agua?

Editorial ProAgro

Dr. Eric Van Den Berghe / Profesor Asociado, Departamento de Ambiente y Desarrollo de ZAMORANO

Todos sabemos que de alguna manera los bosques son importantes para la producción de agua, pero es menos evidente cómo funciona exactamente y cuál es el papel que juegan las plantas que no son árboles. El bosque es un ecosistema con muchos organismos que actúan en conjunto para capturar, retener y reciclar el agua.

Cuando observe un cerro, verá que, aunque el cielo por todos lados está despejado, hay nubes en su cima. Esto no es una casualidad, las nubes literalmente se forman en los cerros sobre todo en la noche, al amanecer, y a finales de la tarde. Lo anterior sucede, porque el mismo bosque suelta agua al aire en un proceso llamado evapotranspiración.

La evapotranspiración ayuda a saturar el aire con agua, y combinado con temperaturas reducidas en sombra, el aire sale sobre-saturado y provoca la condensación de nubes. Estas no siempre son tan densas para llover, pero la nube está conformada por millones de gotitas diminutas suspendidas en el aire, la mayor parte del tiempo son suficientemente livianas para quedar suspendidas y no caen en forma de lluvia. Sin embargo, cuando pasan a través del bosque, las plantas peinan estas gotitas. Y cuando entran en contacto con una hoja quedan allí acumulándose, formando gotas.

Lea además: Cocodamas se comercializan en Costa Rica

Entre más denso el bosque, más agua es retenida de las nubes o neblina sin que esté lloviendo. Esto produce un goteo denominado lluvia horizontal que es de suma importancia sobre todo en la temporada seca. En el cerro Uyuca estudios de ZAMORANO han medido la producción de agua por este goteo, y sucede en la estación seca cuando no hay lluvia clásica, en este periodo se acumulan alrededor de 200mm de agua por el proceso indicado.

Los árboles son vitales en este proceso, pero no actúan solos, cada árbol sirve de huésped para un sin número de plantas suspendidas, adheridas y enraizadas en ellos. Esto incluye helechos, musgos, bromelias, orquídeas, y los denominados “pastos”, estos multiplican la superficie de hojas del árbol y por ende su capacidad de captura de agua.

Muchas plantas como los musgos también actúan como esponjas, absorbiendo agua de manera que el líquido no se escurre inmediatamente, pero queda almacenado cuando cae lluvia. Estas plantas no son parásitos, sino que ayudan al árbol en la captura y producción de agua.

Puede leer: ¿Se puede tener un jardín en el techo?

Lo triste es que, a medida que nuestra demanda de agua sigue creciendo, seguimos reduciendo su capacidad de producción en los bosques. Por ejemplo, es una tradición Navideña en varios países latinoamericanos usar muchas de estas plantas como decoraciones de nacimientos. Lastimosamente cuando estas plantas son arrancadas, no solamente las condenamos a una muerte segura, sino que también se reduce la capacidad del bosque de proveer agua.

Como medida de protección en Honduras, existen leyes tanto nacionales del Instituto de Conservación Forestal (ICF), como ordenanzas municipales en el Distrito Central, Tatumbla, y San Antonio de Oriente que prohíben la extracción y la venta de estas plantas no solamente de áreas protegidas, sino que de todos los bosques.

La penalización contempla el decomiso del producto, así como multas para los involucrados, porque en realidad todos dependemos del agua. Aunque los vendedores enfrentan penalización, el comprador de estos productos es igualmente responsable de incentivar esta actividad. La recomendación es seguir el ejemplo del resto del mundo, donde el material tradicional para los nacimientos es la paja, con ello los bosques tienen una amenaza menos.

Más: ¿Cómo hacer una huerta en casa con o sin jardín?

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR