Sistemas de riego benefician a pequeños productores

Luis Fernando

Gobierno de Honduras ha invertido durante los últimos tres años por lo menos US$1,7 millones en el proyecto “consechadoras de agua y sistemas de riego”.

El programa se encuentra dirigido principalmente para familias de escasos recursos que viven en el llamado corredor seco y para mujeres líderes de familia. En la actualidad un total de 314 familias se benefician con los sistemas implementados y 126 manzanas de tierra se incorporaron a la producción con sistemas de riego.

Durante los últimos tres años la inversión en este programa se estema de por lo menos US$1,7 millones. Ha sido implementado en los departamentos de Lempira, Intibucá, La Paz y Ocotepeque, según el subdirector del Instituto de Desarrollo Comunitario de Agua y Saneamiento (Idecoas), Rubén Espinoza.

Además, resaltó que el 20% de las familias beneficiadas son dirigidas por mujeres que son cabeza de familia y este programa les ayuda a mejorar sus cultivos y cosechar otra variedad de productos tanto para consumo propio como para la venta.

Lea: Agricultura sostenible se asoma en Honduras

Este programa también contribuye a mejorar las condiciones de esas comunidades y mitigar los efectos del cambio climático, según el entrevistado. “En esas zonas los suelos son muy porosos, por lo que se utilizan diferentes mecanismos y tecnologías para mejorar las cosechas”, enfatizó.

La llegada de este tipo de apoyo ha cambiado la calidad de vida de los comunitarios, les ha dado una nueva esperanza y sobre todo trabajo para sobrevivir y mejorar su nutrición.

Además: Agricultura orgánica crece en Honduras

Caso de éxito

En esta comunidad estábamos totalmente olvidados, pero hoy estamos cosechando estas hermosas zanahorias, remolachas y habichuelas”, expresó María Reyes de 74 años, quien forma parte de un grupo de 12 mujeres campesinas de la comunidad de San Miguel, municipio de Yamaringuila en Intibucá, beneficiadas por el proyecto que es parte del programa de gobierno “Campo a la Mesa”.

La señora Reyes nunca había tenido la oportunidad de dedicarse a las labores del campo y ahora afirma que han mejorado su alimentación familiar con nuevos productos. “Hoy tenemos esta ayuda bendita, los ingresos están mejorando, estamos sacando más cosechas, ya vendimos la primera producción de zanahorias, ahora la meta es llevarla directamente a las ciudades para vender a un mejor precio”, relató.

También: Agricultura de países en desarrollo: principal víctima de los desastres

Resaltó que por medio de la cosecha de más productos han podido vender el excedente y mejorar la economía de sus familias. Además, incluir en sus dietas alimenticias otro tipo de nutrientes que mejoran el desarrollo de los pequeños del hogar.

Reyes relató que el programa los apoya con productos y herramientas que utilizan para sembrar y cultivar diferentes hortalizas y granos básicos, además de utilizar un sistema de riego que evita que realicen trabajo pesado al regar las plantaciones.

“El sistema de microriego también sirve para que no se desperdicie el agua”, comentó.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR