Tres soluciones de la nanotecnología a la agricultura

Soy DIgital

Esta ciencia aplicada en el agro se convierte en una vía para mejorar la productividad de las granjas y ahorro de costos a los empresarios, que al utilizar las nanopartículas mejoran el producto y ayudan a detectar problemas.

Fabián Calderón 

La nanotecnología puede resultar un aliado para responder a los retos que involucra la agricultura. El manejo de fertilizantes, cuidado del suelo y la reducción de costos son algunas de las áreas en las que este tipo de tecnologías actúan de manera eficiente sobre los cultivos, sin dañar el suelo y en ocasiones reduciendo costos. 

Pero ¿qué es la nanotecnología?, es el estudio y desarrollo de sistemas en escala nanométrica. Utiliza partículas de materiales muy pequeñas, medidas en mil millonésimas de metro. A este tamaño, las partículas adquieren propiedades especiales y en todo el mundo se está investigando activamente cómo aplicarlas en distintos campos de la ciencia.

Pedro Rocha, coordinador del Área de Biotecnología y Bioseguridad del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), defiende y promueve esta técnica en el área agrícola por los beneficios que se pueden obtener, como una mejora en la productividad y en los costos de producción.

Entrega de fertilizantes

Estos productos se pueden utilizar como un remedio para liberar de manera controlada los fertilizantes. “Para nadie es un secreto que la actual carga de fertilizantes con amonio, nitrato y fosfatos es muy alta en muchas plantas y lo que inmediatamente causan son perjuicios al ambiente y a la salud humana”, comentó Rocha.

Puede leer: El nitrógeno puede ser su mejor o peor amigo

Por su parte el ingeniero Rubén García Dávalos, desarrollador de Economizer de Centroamérica, explicó que la nanotecnología tiene la gran ventaja de que las partículas de cada uno de los macro y microelementos que se le mandan a las plantas, llegan de forma directa para ser absorbidos de inmediato. 

Cuido del suelo 

Las nanopartículas mejoran el recubrimiento de los suelos en las raíces de las plantas, para que no haya ninguna afectación de la tierra donde está el cultivo. Además,  Rocha afirma que la aplicación del producto en una cantidad más baja de las dosis normales de los fertilizantes, produce que la implementación sea más precisa, dándole el espacio para que la nanopartícula libere el fertilizante de manera más lenta. Y desde el punto de vista ambiental, es directamente más beneficioso porque baja la contaminación del producto.

Reducción de costos

Un tercer problema, que de acuerdo con el experto del IICA se podría solventar con nanotecnología es el de los costos, pues la compra de los fertilizantes en muchos casos es muy costosa. Además de que cuando se aplican se presentan pérdidas o reacciones químicas que cambian el uso que se le esté dando al fertilizante.

“Con el problema identificado viene la solución; las soluciones de nanopartículas en fertilizantes pueden ser gratificantes en el momento de ponerlo en sus cultivos. Una de ellas es que minimiza las pérdidas en costos, cultivos y utilización del fertilizante”,
detalló.

Especial web: El sector agro y su necesidad de tecnología

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR