Vegetales congelados a la conquista de los mercados internacionales

Boris Rios

Sus consumidores tienden a tener mayores exigencias de calidad en los insumos y procesos de elaboración de los productos, para estar seguros de que garanticen que no consumen sustancias negativas para el organismo y medio ambiente.

Los alimentos congelados son una opción ideal y, dentro de estos, los vegetales pintan como una respuesta a la creciente tendencia hacia una alimentación cada vez más saludable. El menor tiempo que hoy se puede destinar a la elaboración de comidas en el hogar genera la conveniencia de consumir los productos frescos precortados o congelados.

Su empleo crece a medida que mejora la tecnología de empaque y envío, lo que asegura productos de alta calidad gracias al cumplimiento de normas de higiene y las buenas prácticas de manufactura. Aspectos como el acondicionamiento y preservación de estos alimentos con temperaturas controladas permiten que los consumidores dispongan de ellos todo el año, independientemente de la temporada.

En los Estados Unidos, por ejemplo, los rótulos de los envases de frutas y hortalizas, pueden contener declaraciones relacionadas con las cualidades de salud, siempre que sean pre-aprobadas por la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA). Las ensaladas en bolsa, lavadas, cortadas y listas para comer, representan hoy un importante sector de la industria de hortalizas frescas.

Lea también: ¿Amenaza el Cafta a los porcicultores?

Los nuevos desarrollos en las tecnologías de empaque han impulsado el crecimiento de una gran variedad de productos frescos precortados y congelados. Estados Unidos es el principal mercado mundial para frutas y vegetales, frescos o congelados; mientras que los principales abastecedores son México, Chile, Costa Rica, Honduras y Guatemala.

Los cambios en la dieta alimenticia de los consumidores, especialmente por razones de salud y estéticas; las innovaciones en los sabores, especialmente los de ciertos vegetales congelados como cebollas, brócoli, champiñones, espárragos, etc.; así como las mezclas de sabores en ensaladas frescas o jugos, son los factores que generaron el crecimiento del consumo en ese país durante los últimos años.

Otros factores del incremento de las compras de comida rápida son las innovaciones en la presentación y las nuevas tendencias en la distribución, que pueden ofrecer una mayor variedad de productos frescos durante todas las épocas del año; así como la presentación de platos preparados que pueden ser conservados por varias semanas.

Además: Conozca más sobre la industria del atún

El Instituto Norteamericano de Alimentos Congelados, American Frozen Food Institute (AFFI), a través de su participación en la Fundación Produce for Better Health, desarrolla programas para mejorar la percepción en los consumidores de los alimentos congelados. Una encuesta de opinión realizada por AFFI arrojó resultados interesantes.

Los consumidores aprecian la flexibilidad que les proporcionan las frutas y verduras congeladas, específicamente la capacidad para ser utilizadas al cabo de varias semanas sin que se deteriore la calidad de los nutrientes. Algunos datos revelaron que el contenido de ciertos nutrientes fue mayor en la versión congelada que en la fresca.

De acuerdo a AFFI, la congelación y los procesos de enlatado inhiben el crecimiento de ciertos patógenos, lo que reduce la probabilidad de servir productos contaminados. Los consumidores también se están abriendo a probar alimentos orgánicos congelados como parte de su búsqueda de un estilo de vida saludable. Estudios de Euromonitor encontraron que del año 2010 al 2015, en Latinoamérica, el consumo de papas congeladas pasó de 138 a 183 toneladas.

Puede leer: Corea del Sur es el nuevo reto para Centroamérica

Por su parte, el de verduras, en el mismo periodo, pasó de 108 a 134 toneladas respectivamente. “Actualmente, debido a nuestro ritmo de vida, tenemos menos tiempo para cocinar de forma saludable. La tendencia a consumir productos congelados es cada vez mayor. Un ejemplo son las verduras congeladas que son presentadas en diferentes formas, pero son igual de saludables que las frescas. Las técnicas actuales de congelación permiten preservar intactas las propiedades de los vegetales”, señala la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua.

Los vegetales son recolectados en su mejor momento y el tiempo que transcurre entre la cosecha y el congelado es muy escaso, por lo que conservan hasta su consumo sus propiedades nutricionales, como así también su sabor, textura, olor y color. Dado que el frío es un método natural de conservación, no hace falta agregar aditivos o conservantes, lo cual permite que los alimentos se mantengan naturales y saludables.

En estos tiempos modernos, en los que la simpleza, practicidad y rapidez son muy importantes, los vegetales frescos requieren cuidados previos a su cocción que no siempre los consumidores están dispuestos a asumir. En cambio, los vegetales congelados están listos para su utilización; ya que están lavados, cortados, pre-cocidos y libres de desperdicios.

También: Evento en China recibe por primera vez a este país centroamericano

Innovación y estilo de vida saludable

La demanda de vegetales congelados plantea como uno de los compromisos la innovación, para que el mercado esté en condiciones de ofrecer nuevos productos, pues aunque el pronóstico de crecimiento de la categoría de hortalizas congeladas no es tan fuerte como el de las verduras frescas (que se espera aumente en un 10%), se prevé que su consumo aumentará en un 3% hasta el 2024.

Según David Portalatin, vicepresidente de la industria alimentaria del NPD Group, las nuevas generaciones y los estilos de vida saludable están marcando el ritmo de esta industria. “El consumo de vegetales entre los consumidores más jóvenes es un reflejo de sus hábitos alimenticios más conscientes con la salud. Además, indica que su actitud acerca de comer verduras no cambiará a medida que envejezcan y pasen por las etapas de su vida. Sus padres y abuelos, por otro lado, pueden necesitar un recordatorio de las generaciones más jóvenes para comer sus verduras”.

Es importante que los exportadores costarricenses estén al tanto de estas tendencias de consumo de poblaciones como la de de EE UU, donde cada vez se valora más los productos que generan un beneficio a la salud. Así, los productos frescos y congelados son un ejemplo de la demanda que existe en este mercado. Esta tendencia podría generar a los exportadores nacionales la posibilidad de incrementar su participación en ese mercado, mediante la innovación y la producción de alimentos convenientes y con altos estándares de calidad.

Le puede interesar: Radiografía de exportaciones

A octubre del 2016, Costa Rica exportó a EE. UU. más de USD $1.230 millones del sector agroalimentario. Algunos de los productos fueron frutas frescas y congeladas, verduras frescas y refrigeradas, jugos de frutas y café, entre otros. En Nicaragua los productos congelados que se destacan en la exportación son: pescado, carne, pollo, camarón, langosta, okra, tomates y cebolla.

Específicamente en el caso de la cebolla, sus principales países de destino son Costa Rica y República Dominicana; mientras que el tomate es exportado a El Salvador y la okra a Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia y Reino Unido. Sus presentaciones para la exportación son de productos enteros.

La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua explicó que los productos son exportados en cajas de CARTONPLAST, fabricadas a base de polipropileno, lo que permite tener beneficios como: alta rigidez, facilidad en la manipulación e impermeabilidad; además de permitir su reciclado y reutilización, entre otros aspectos. Algunas empresas de la región han visto el potencial de los vegetales frescos para la exportación.

Más información: Este país da pasos agigantados en el sector agropecuario de la región

Francisco José Menéndez, director de la empresa Cocoguate, señaló que actualmente exportan frutas y vegetales en conserva y congelados principalmente a los mercados centroamericano, mexicano y estadounidense, con un crecimiento sostenido que a la fecha es del 15%. Igualmente, han estado creciendo hacia el mercado europeo, no sólo con las frutas sino también con los vegetales de la región.

“Congelar las frutas y las verduras preserva su sabor natural por más tiempo, además de conservar las tradiciones de generación en generación, como por ejemplo, comer un mango verde con limón, sal y pepitoria en agosto, o un jocote corona en enero”, dijo Menéndez, quien a su vez explicó que los productos congelados que hoy conquistan los nuevos mercados internacionales deben ser presentados inocuos y pasteurizados.

En Guatemala, la compañía DFT Agrotropic, que se dedica principalmente a la producción, procesamiento y exportación de mango fresco y congelado, elabora chunks de mango congelado de las variedades tommy atkins y kent. También han apostado a la elaboración de pulpa congelada de mango, de la variedad ataulfo y tommy atkins. Ambos productos para los mercados centroamericano, europeo y estadounidense.

Lea también: Nicaragua amenaza con cerrar fronteras a productos de estos países

“El mercado para los productos congelados está creciendo anualmente. Nuestra meta es exportar este año 1 millón de libras, lo que representaría un crecimiento anual del 10%”, acotó Eddy Martínez, gerente de DFT Agrotropic. Según los datos de la Ventanilla Única para Exportadores (VUPE) de Guatemala, en el año 2016 disminuyó la exportación de arveja congelada, pasando de 12.115.012,84 millones de libras en 2015 a 8.288.847,42 millones de libras en el período de 2016.

Sus principales países de destino fueron Bélgica, Austria, Francia, Alemania, Japón, México, Países Bajos y Estados Unidos. A pesar de los mitos alrededor de los productos congelados, lo que se sabe es que ofrecen muchos beneficios, sobre todo cuando se trata de verduras, por lo cual las empresas de la región los ven con un gran potencial de exportación.

Además: Camarón: producto estrella de las exportaciones

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR